Sudamérica presenta sus cartas para el Mundial de Brasil-2014 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

MONTEVIDEO, (AFP) – Con rendimientos diferentes a lo largo de la eliminatoria, Argentina, Colombia, Chile y Ecuador se quedaron con los boletos directos de Sudamérica al Mundial-2014, un tortuoso camino que tiene a Uruguay a una estación de Brasil.

El balance de la ronda clasificatoria, que llegó el martes a su final tras más de dos años y 18 fechas, no difiere mucho de los pronósticos previos, pues avanzaron los seleccionados con historia o aquellos que sin ese peso sobre sus espaldas cumplieron procesos coherentes.

Argentina como siempre, Colombia en forma brillante, Chile ratificando su desempeño de los últimos cuatro años, y Ecuador agónicamente, ingresaron a la élite mundialista en forma directa.

Uruguay, en cambio, penó hasta el final por subirse al tren sin escalas, pero nuevamente los números le fallaron para ratificar su condición de abonado a las repescas.

Campeón del Mundial de 1978 -del que fue anfitrión- y México-1986 y finalista en Uruguay-1930 e Italia-1990, la Argentina de Alejandro Sabella, por momentos avara y lujosa al mismo tiempo, se convirtió en la primera selección clasificada de la región cuando faltaban tres fechas para el cierre de la ronda.

Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Angel Di María, considerados los ‘cuatro fantásticos’ de la albiceleste, aportaron toda su categoría para llevar a Argentina a su undécimo Mundial consecutivo, mostrando un temible poder de fuego en el ataque -sumaron 35 goles a favor-, pero los 15 que recibieron reflejan que cada vez que la atacan, tambalea.

Colombia, a su turno, vuelve a una Copa del Mundo 16 años después y orientada por un técnico extranjero, el argentino José Pekerman.

Y es que tuvieron que pasar tres Mundiales para que germinara en medio del café una joven generación, graduada principalmente en Europa, y que va en camino de superar aquella de Carlos Valderrama, Freddy Rincón y Faustino Asprilla.

Radamel Falcao García, James Rodríguez, Teófilo Gutiérrez, Fredy Guarín y David Ospina son algunos de los hombres que llegaron a oxigenar una selección en la que todavía tienen voz y voto veteranos como Mario Yepes, Amaranto Perea y Faryd Mondragón.

La campaña no pudo ser mejor: 30 puntos, la valla menos vencida de la eliminatoria con 13 goles y el tercer ataque más efectivo con 27 anotaciones. Y como premio final: ser cabeza de serie en Brasil al confirmarse entre los siete primeros del ránking de la FIFA al 17 de octubre.

Chile, en manos del argentino Jorge Sampaoli -otro discípulo reconocido de Marcelo Bielsa, artífice del ‘milagro’ chileno-, se quedó con el tercer pase directo y el segundo ataque más efectivo (29 goles), para llegar a su segundo Mundial consecutivo y mostrándose como un equipo de temer, de esos que atacan sin cuartel.

No es para menos: Sampaoli tiene la bendición de contar con Alexis Sánchez y Arturo Vidal en su mejor momento, los ejes del equipo, y de haber recuperado la magia de Jorge Valdivia.

A ellos se suman Eduardo Vargas, Mauricio Isla, Gary Medel y el capitán y golero, Claudio Bravo, para armar el entramado de ‘La Roja’, un seleccionado que despierta admiración por la verticalidad de su fútbol y que puede convertirse en piedra en el zapato para sus rivales en Brasil.

Ecuador, en tanto, volvió a encontrar la ruta mundialista tras asistir a las citas de 2002 y 2006 y fallar para la 2010, y nuevamente lo hizo de la mano de un entrenador colombiano, Reinaldo Rueda, quien ya sabe lo que es dirigir en una Copa del Mundo al llevar a Honduras a Sudáfrica-2010.

Como para las dos Mundiales en los que participó, la ‘Tricolor’ cimentó su clasificación logrando 22 puntos en la altura de Quito (2.850 msnm), siete victorias y un empate -1-1 con Argentina-, una renta envidiable actuando en casa, que completó con tres unidades más -empates de visitante ante Uruguay, Venezuela y Bolivia-.

Si bien marcaron 20 goles durante el trayecto premundialista -la quinta más efectiva-, Ecuador permitió sólo 16 goles, uno más que Argentina para ubicarse tercero en ese apartado.

Al final, los del centro del mundo lograron el cuarto pase directo gracias precisamente a ese saldo de goles +4, mejor que el de Uruguay (0), que cerró como quinto y le dio lugar al repechaje con Jordania (13 y 20 de noviembre).

Ecuador tiene en Antonio Valencia, Felipe Caicedo, Christian Noboa y Jefferson Montero a sus mejores hombres, intérpretes perfectos del metódico trabajo de Rueda.

Uruguay, finalmente, tiene una última bala en la recámara para matricularse en el Mundial.

Los campeones de América han sufrido lo impensado, pasando por todos los estados de ánimo posibles durante la eliminatoria, en la que estuvieron eliminados hace varios meses, tuvieron posibilidades de clasificación directa y terminaron irremediablemente por cuarta vez consecutiva en la repesca, una especie de purgatorio que no le es indiferente.

La celeste, campeona del mundo en 1930 y 1950, tiene en sus manos la clasificación: goza de dos de los mejores delanteros del mundo, Luis Suárez y Edinson Cavani, suficientes como para amargarle la fiesta a cualquiera dónde sea, y tiene, además, la sapiencia del ‘maestro’ Óscar Tabárez, tan necesaria cuando el infierno está cerca.

Síguenos por @800noticias