Serena Williams defiende el trono del US Open con Azarenka al acecho | 800Noticias
800Noticias
Deportes

NUEVA YORK (AFP) – Serena Williams arranca desde el lunes en las canchas de cemento de Nueva York la defensa de su título del Abierto de Estados Unidos, con la bielorrusa Victoria Azarenka al acecho para destronarla, y la polaca Agnieszka Radwanska esperando recoger los frutos caídos.

Al contrario de otras ocasiones en que se podía escoger de una lista de hasta cinco mujeres para colgarles etiquetas de favoritas, ahora la lógica apunta a una única candidata: Serena Williams.

Con su hermana Venus sin poder encontrar su antigua forma luego de enfermedades y lesiones; la rusa Maria Sharapova fuera de la pintura por una lesión en el hombro derecho, la australiana Samantha Stosur (campeona de 2011) en pleno declive, y la belga Kim Clijsters retirada desde el pasado año, Serena ha navegado como su nombre en medio de una temporada fructífera.

Tras ganar este año el Roland Garros y otros 7 títulos individuales, la menor de las Williams llega a territorio conocido en Flushing Meadows, donde se proclamó campeona por primera vez en 1999, con 18 años, y repitió en 2002, 2008 y 2012.

Williams está buscando su 17ª corona individual de Gran Slam y el quinto título del Abierto estadounidense, que la colocaría a un pergamino del récord de la era abierta de su compatriota Chris Evert, la máxima ganadora en las canchas duras de Flushing Meadows.

“Definitivamente estoy preparada. Estoy lista para Nueva York”, dijo Williams en rueda de prensa previa al torneo. “Tuve una gran cantidad de partidos y sí, estoy en plena forma para el US Open”.

La estadounidense de 31 años de edad ha tenido una racha increíble en los últimos 14 meses, con marca de 77-4 y los triunfos del pasado año en Wimbledon, los Juegos Olímpicos de Londres y el Abierto de Estados Unidos, además de la corona del francés Roland Garros.

Si Williams gana la final del US Open, programada 18 días antes de ella cumplir los 32 años, se convertiría en la campeona de más edad del ‘Major’ neoyorquino, por delante de la australiana Margaret Court, que ganó el título en 1973, sólo 55 días después de cumplir su 31 cumpleaños.

“Eso sería grandioso. Pero no es una cosa que me distraiga y en la que piense”, apuntó. “He sido capaz de mantenerme al día con el paso del tiempo. En realidad estoy sacando más fuerte que nunca antes en mi carrera, golpeando más fuerte, y estoy en mejor forma”.

Dos de las cuatro derrotas que tiene Serena este año han sido ante Azarenka, en la final de Doha en febrero y el pasado domingo en la final del Premier de Cinicinnati por 2-6, 6-2, 7-6 (8/6).

La bielorrusa de 24 años apenas tiene tres triunfos en 15 partidos contra Serena, a quien parece no quitarle el sueño su traspié en Cincinnati.

“Serían circunstancias totalmente diferentes”, expresó Williams, quien también derrotó a Azarenka en la final de Roma de este año. “Este (US Open) es un nuevo evento. Solo tienes que ir allí con una mente fresca”.

Su hermana Venus, que en la semana anterior al Open neoyorquino descendió 23 puestos en el ranking WTA para entrar al torneo como 60ª jugadora mundial, no acaba de encontrar su forma, aquejada por lesiones recurrentes.

Azarenka, que llegó al Abierto neoyorquino del pasado año como número uno mundial para caer en semifinales, reconoce que será muy difícil destronar a Serena en Flushing Meadows.

“No soy la favorita. Ella es la número uno del mundo. Es una gran jugadora, y es la campeona defensora, así que ella es la principal favorita”, manifestó Azarenka.

La diferencia entre Serena y su corte de seguidoras en el ‘top 5’ es ostensible. La norteamericana lidera el ranking mundial WTA con 12.260 puntos, casi 3.000 más que Azarenka (9505), seguida de Sharapova (8766), la polaca Agnieszka Radwanska (6335) y la italiana Sara Errani (5125).

Síguenos por @800noticias