‘Serena Slam’ vive una ‘segunda juventud’ a todo vapor | 800Noticias
800Noticias
Deportes

‘Serena Slam’ vive una ‘segunda juventud’ a todo vapor

 

PARÍS, 8 junio 2013 (AFP) – La menor de las hermanas estadounidenses Williams, Serena, aupada en los últimos meses nuevamente al N.1 del ránking de la WTA, como en plena juventud, a sus 30 años (cumplirá 31 a fines de setiembre) logró este sábado el título de Roland Garros por segunda vez, su 16º Grand Slam.

De ahí su apodo de ‘Serena Slam’. Para ella no se trata de ganarlos, sino de coleccionarlos como si fueran cromos. Además, en el circuito ha ganado en total 52 títulos, de los cuales 6 en esta temporada.

Nadie dudaba de su favoritismo ante la rusa Maria Sharapova (N.2), quien defendía el título parisino, pero a la que había casi aplastado en los últimos tiempos. Sin embargo, la siberiana, de 26 años, se batió como una gran guerrera, lo que dignificó más el título de la ganadora, quien puso su mano a mano en 14-2.

Pero, cuando todo el mundo creía que la estrella de Serena comenzaba poco a poco a extinguirse, como sí ha ocurrido con Venus, poco más de 15 meses mayor que ella y ganadora de siete de los torneos mayores, pero sólo en Wimbledon (5) y en el US Open (2), sin haberse laureado en Roland Garros, donde cayó en la final de 2002 ante su hermana, ni tampoco en Melbourne, en el Abierto de Australia, la primera volvió al circuito con más bríos que nunca.

Después de haber penado durante meses, en que sólo ganó en Brisbane, tras la derrota en la final Doha frente a Victoria Azarenka (actual N.3 mundial), el pasado 17 de febrero, en la que, curiosamente, la bielorrusa le cedió el primer puesto del ránking WTA, luego ya no supo lo que era perder y hasta este sábado, inclusive, acumuló 31 triunfos consecutivos en el circuito.

Tras el de Catar, Williams se impuso en Miami y Charleston (USA), Madrid en final ante la misma Sharapova y en Roma.

Pero, lo que impresiona de la jugadora nacida en Saginaw (Michigan), pero que prefiere el calor de Florida para vivir, es su colección de trofeos del Grand Slam en su vitrina personal.

La tenista, de 1,75m de estatura y 70 kg de peso, allí por donde va deja la marca de sus potentes golpes y lo ha hecho en todas partes desde que comenzó su carrera profesional muy joven, en 1995, siendo una adolescente de 14 o 15 años.

Su primer torneo del Grand Slam lo obtuvo en su país, el US Open de 1999, título que repitió en 2002, 2008 y 2012, además de disputar dos finales (2001 y 2011).

Wimbledon lo ganó por primera vez en 2002, para reeditar en 2003, 2009, 2010 y 2012, además de haber jugado las finales de 2004 y 2008.

Mientras tanto, el primer torneo del Grand Slam de cada año, el Abierto de Australia en enero, la vio levantar el trofeo en 5 ocasiones (2003, 2005, 2007, 2009 y 2010), además de sus dos Roland Garros.

¿Puede acaso pedir algo más? Tal vez aprender bien el francés, algo en lo que se esfuerza, no sólo porque le gusta mucho París, sino porque es entrenada por un galo, Patrick Mouratoglou, quien dirige una academia de tenis ubicada en los alrededores de la capital francesa.

 

Síguenos por @800noticias