Nadadora Nyak inicia cruce desde Cuba a EEUU sin jaula anti-tiburones | 800Noticias
800Noticias
Deportes

LA HABANA, (AFP) – La nadadora estadounidense Diana Nyad, de 64 años, emprendió este sábado el cruce de los 170 km que separan a Cuba de la costa de Florida, en el sureste de Estados Unidos, en su quinto y “último” intento de lograr esa hazaña que considera el sueño de su vida.

“Gracias a mis amigos cubanos. Courage (coraje)”, dijo Nyak en español antes de lanzarse al mar a las 09:00 am locales (02:00 pm GMT) desde un muelle del Club Náutico Internacional Hemingway, en el oeste de La Habana, donde ondeaban una bandera cubana y otra de Estados Unidos.

Poco antes, Nyad, considerada en su época de esplendor la mejor nadadora de largas distancias del mundo, prometió que esta será “la última vez” que intenta cruzar el estrecho de Florida, una hazaña deportiva que considera el sueño de su vida y que espera completar en “unas 80 horas”.

Vestida con un traje de baño azul y negro, que en las noches cambiará por otro especial contra las picaduras de medusas, anteojos y un gorro de goma azul, la nadadora también agradeció a sus colaboradores, mientras éstos le gritaban desde el mar “Onward! (adelante)”.

“El mar está perfecto”, le gritó uno de ellos desde uno de los kayaks que la escoltarán durante el viaje.

Nyad, cuyo récord en mar abierto data de 1979, cuando nadó 165 km entre Bimini (Bahamas) y Cayo Hueso (Key West), abandonó en agosto de 2012 su cuarto intento de cruzar el estrecho de Florida, tras luchar durante más de dos días contra tormentas y las picaduras de medusas.

El viernes, en una conferencia de prensa, expresó su confianza en que esta vez lograría su objetivo, pues además de que “el clima y las corrientes del Golfo de México estarán mejores”, el traje especial cubrirá todo su cuerpo, incluye una máscara con protector bucal, guantes y zapatos, protegiéndola contra las picadas de las medusas.

La nadadora, que creció en Miami rodeada de emigrados cubanos y escuchando hablar de la isla, explicó que con su aventura, un sueño de “35 años” que no ha logrado realizar, también busca acercar a Cuba y Estados Unidos, países distanciados por causas políticas desde hace medio siglo.

Nyad cuenta con un equipo formado por cinco yates y dos kayak, integrados por 36 personas, entre ellas varios buzos expertos en tiburones y una especialista en medusas que creó una inyección que inhibe el efecto de sus picaduras.

La australiana Susan Maroney es la primera y única persona que ha logrado cruzar nadando el estrecho de Florida, en 1997 cuando tenía 22 años, pero lo hizo protegida por una jaula.

 

 

 

 

 

Síguenos por @800noticias