Mundial-2014: Brasil preocupado por retrasos en obras de aeropuertos | 800Noticias
800Noticias
Deportes

BRASILIA, (AFP) – El gobierno de Brasil mostró su preocupación por los retrasos presentados en las obras de los aeropuertos, que en menos de cinco meses deben recibir a los visitantes durante el Mundial 2014.

En declaraciones el sábado al diario Estado de Sao Paulo, el ministro de la secretaría de Aviación Civil, Wellington Moreira Franco, se quejó por los atrasos de las empresas a cargo de las mejoras de los terminales aéreos, y admitió que por lo menos un aeropuerto no conseguirá estar como se había previsto.

“No es posible continuar con este nivel de desempeño de empresas contratistas que ganan las licitaciones y no cumplen el cronograma”, aseveró el ministro. Si bien esas empresas pueden ser sancionadas, aseguró que él no piensa en eso ahora, sino en resolver el problema.

El ministro recorrió durante los últimos días algunos aeropuertos de las 12 ciudades sede para verificar el avance de los trabajos.

Los atrasos en las obras de ampliación del aeropuerto de Fortaleza (noreste de Brasil), por ejemplo, obligaron a las autoridades a poner en práctica un plan B: improvisar una terminal provisional en una tienda de campaña gigante.

El plan era aumentar la capacidad de esta terminal, que recibirá en junio cuatro juegos del Mundial-2014, de los actuales 6,2 millones de pasajeros al año a 8,6 millones.

La previsión era que la obra, valorada en 311 millones de reales (135,3 millones de dólares) fuera entregada en marzo, pero en diciembre estaba apenas 25% concluida.

La alternativa es instalar una terminal provisional para el Mundial, que pueda ser desmontada después del torneo. Podría ser similar a la tienda montada en Costa de Sauipe (Bahia, noreste) para el sorteo de llaves del Mundial, celebrado en diciembre pasado.

En tanto, en Cuiabá (centro-oeste), las autoridades contemplan la posibilidad de colocar una lona sobre una de las estructuras del aeropuerto si no es terminada a tiempo.

En este aeropuerto, el ministro dijo que será necesario más empeño para cumplir con las ampliaciones, que están a cargo del gobierno del estado de Mato Grosso, desde 2012 y sólo se ha avanzado un 48%. “Es un problema grave pero se puede superar”, sostuvo.

Brasil espera recibir a cerca de 600.000 turistas extranjeros durante el Mundial (12 de junio-13 de julio), que se sumarán a los tres millones de brasileños que se desplazarán durante el mayor evento deportivo del mundo.

Los organizadores están en una carrera contra el tiempo para ampliar y modernizar los aeropuertos, pero a menos de cinco meses del Mundial, los atrasos preocupan.

Síguenos por @800noticias