Mercado de fichajes – El caso Thiago, último en alarmar al barcelonismo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Una circunstancia de su contrato que se desconocía hace que el centrocampista azulgrana pueda estar en el mercado de forma inesperada haciendo que la afición culé pueda enfrentarse a una fuga sorpresiva que rompería con la dinámica que hacía triunfar a los canteranos azulgrana en Can Barça, donde se enfrentan a otras situaciones de incertidumbre con otros jugadores.

Thiago Alcántara estaba llamado a ser uno de los sustitutos naturales de Xavi Hernández en el centro del campo del Barcelona. Aunque con cualidades diferentes al actual titular azulgrana, Thiago ha ido creciendo paso a paso hasta hacerse un hueco en el equipo que dirige actualmente Tito Vilanova, siendo su explosión un factor relevante que llevó al Barça a renovar su contrato hasta el año 2015 con unacláusula de rescisión de 90 millones cuando su nombre sonaba como incorporación al Real Madrid. Este empuje, sin embargo, se ha ido estancando en la presente temporada, que habría hecho que, siempre según asegura RAC1, la cláusula del jugador se sitúe en 20 millones de eurosal no haber disputado un mínimo de partidos que estaban plasmados en su contrato.

Ante este panorama el mercado no pierde de vista al prometedor centrocampista culé, cuyo nombreempieza a ser relacionado con diferentes clubes de primer nivel especialmente en la Premier League, Con un total de 34 partidos disputados esta temporada –tan solo 19 de ellos como titular- y 1399 minutos en sus piernas, Thiago podría estar plantéandose su futuro en los días previos a la apertura del mercado de fichajes. El jugador, internacional sub21, no ha terminado de dar el salto definitivo y las ofertas que llegan desde Inglaterra pueden satisfacer sus necesidades más inmediatas.

Para la afición azulgrana, sin embargo, el rumor de su salida llega completamente por sorpresa por dos extremos: el precio y la figura del jugador. La cláusula que establecería su salida en 20 millones al no haber disputado suficientes partidos era hasta el momento desconocida, mientras que el abandono del club de un futbolista criado en la cantera y llamado a suceder a toda una generación de estrellasdejaría cierta sensación de fracaso tanto en lo deportivo como en la gestión dentro de Can Barça. En cualquier caso, ningún extremo queda confirmado mientras que el barcelonismo espera noticias que tranquilicen esta situación después del caso Víctor Valdés.

Primera renovación

MIentras las salidas acaparaban el protagonismo se ha confirmado, por otra parte, la renovación de Adriano Correia, que ampliará su contrato con la entidad azulgrana hasta el año 2017. La cláusula de rescisión del defensa se situará en los 90 millones de euros, una cifra que sirve para valorar la polivalencia que el jugador ha demostrado en la presente temporada con Tito Vilanova, quien le ha alineado en varias posiciones, tanto en la zaga como en la zona media del terreno de juego.

El caso de Adriano ha llegado a un final feliz de manera temprana, todo lo contrario de lo que ha pasado con Víctor Valdés, quien anunció, para sorpresa mayúscula que la decisión de no renovar que más tarde fue asumida por Andoni Zubizarreta se apunta la responsabilidad. Con la decisión del portero más que tomada, los esfuerzos del club se centran ahora en intentar sacar el máximo rendimiento económico a su salida ya que de esperar una temporada más el Barcelona no percibiría ni un euro en concepto de traspaso.

Mientras se sigue esperando la confirmación del fichaje de Neymar -un secreto a voces cuyo punto por decidir parece solamente el precio final-, la actualidad en el mercado azulgrana se sigue centrando en las salidas. No sorprenderá la de David Villa, quien después de una temporada irregularparece destinado a recalar en el Tottenham siendo una de las piezas que el Barça quiere cambiar en el próximo plazo de fichajes.

Un caso especial

En otro plano se encuentra Eric Abidal. El lateral vive el día a día agradeciendo los apoyos recibidos pero no consigue escapar de la incógnita que supone su futuro inmediato. Gran parte de la afición barcelonista ya ha expresado el deseo de que el jugador sea renovado de cara a la siguiente temporada, algo que de momento se resiste a ofrecer la directiva que dirige Sandro Rosell, quienprefiere al futbolista en el club pero en un cargo más honorífico que deportivo después de haber superado su enfermedad.

Así de movida se presenta la actualidad azulgrana a falta de que se haga oficial alguna incorporación y otras tantas salidas. La afición, mientras, asiste a una función que preocupa y genera incógnitas al ganar la cartera protagonismo sobre una cantera que esta campaña se ha encontrado con la puerta algo más cerrada. Los indicios, todavía rumores, pueden estar apuntando a un cambio de estrategias por parte de la directiva de Sandro Rosell.

 

Información Eurosport 

Síguenos por @800noticias