La Tribu se mete como primer clasificado al Round Robin | 800Noticias
800Noticias
Deportes

La fiesta tanto en las tribunas como en el dugout local del Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, al ritmo del ya tradicional “ay ayayay” tenía su razón de ser. Caribes de Anzoátegui no solo aprovechó a un Anthony Capra hermético desde el box y la productividad con el madero de Alexi Amarista junto a Oscar Salazar, también coronó una ronda regular que dominó desde el Play Ball inicial, cortesía de una felpa de 9-2 sobre Tiburones de La Guaira, que lo erigió en el primer clasificado al Round Robin venezolano 2013-2014.

El baile rodeado por el tradicional círculo, bajo la descarga de champaña de los peloteros en pleno terreno de juego, sirvió para celebrar el decimosegundo pase de la tribu oriental a playoffs y cuarto de manera seguida.

Capra dictó cátedra encima del morrito, donde no cedió anotaciones (dos hits) en 5.2 episodios, ponchando a seis y otorgando tres boletos. Línea que le sirvió al estadounidense en pro de apuntarse su segundo laurel del torneo.

De hecho, el zurdo mantuvo duelo de ceros con el iniciador guairista Junior Guerra, hasta el cierre de la quinta entrada, cuando la artillería aborigen fabricó tres, cortesía de sencillo remolcador de dos de Eduardo Escobar, quien luego anotó mediando doblete del capitán Niuman Romero.

“La clave ha sido el trabajo en equipo. funcionó el pitcheo y el bateo, como a lo largo de la temporada, pero no podemos quedarnos tranquilos con eso, tenemos que pasar a la final y obtener el campeonato”, expresó Romero, símbolo del club.

Mientras Capra y los relevistas orientales seguían silenciando a la alineación escuala, incluyendo a un Alex Cabrera que solo pegaba hit en cuatro turnos, ni cerca del mítico y anhelado jonrón 21, los bombarderos locales continuaban maltratando al pitcheo opositor, tanto que una carrera en el sexto y cinco en el séptimo, con Amarista y Salazar remolcando dos cada uno, después que José Castillo prendiera la mecha, abrieron el careo hacia una ganancia segura.

“Somos piezas que nos han traído para ayudar al equipo. Ya hemos demostrado a quienes dudaron que no fuimos malos cambios. volvimos a responderle al manager”, argumentó “El Hacha” Castillo.

Poco importó que Tiburones descontase gracias a una carrera en el octavo y otra en la novena, la escuadra que timonea Alfredo Pedrique formalizó su candidatura al gallardete, mientras que el dirigente vuelve a cumplir en rol de cacique de sus indígenas.

Fuente: Meridiano.com.ve

Síguenos por @800noticias