La FIFA defiende gasto público del Mundial en Brasil ante millonaria demanda de fiscales | 800Noticias
800Noticias
Deportes

BRASILIA  (AFP) – La FIFA se defendió el jueves de una demanda de fiscales brasileños que pretenden ahorrarle a su país más de 500 millones de dólares durante el Mundial de 2014, y aseguró que el gobierno se comprometió a financiar esos gastos por contrato.

Un grupo de fiscales federales en Brasilia sorprendió esta semana con dos acciones judiciales en las que reclaman que gobierno, estados y municipios de Brasil no deben ser responsabilizados del pago de estructuras temporales en los estadios, ni servicios para la transmisión de los partidos, con lo que pretenden ahorrar cerca de 1.200 millones de reales de dinero público (550 millones de dólares al cambio actual), según informó la Fiscalía.

Los fiscales alegan que “no es de interés público el pago de productos y servicios transitorios (no permanentes)” porque no será un legado del Mundial de 2014 para los brasileños, según el comunicado divulgado por la Fiscalía.

Esta también cuestiona que el dinero público brasileño financie los servicios de transmisión de los partidos, “si la FIFA es la única que detenta los derechos de transmisión y los comercializa a precios millonarios”.

Las fiscalías locales de seis estados que recibieron los partidos de la Copa Confederaciones de la FIFA en junio (una suerte de ensayo del Mundial, a menor escala), también presentaron acciones reclamando restitución de unos 100 millones de dólares en ese tipo de gastos ya realizados durante ese evento, informó a la AFP la fiscalía federal en Brasilia.

El reclamo de los fiscales llega tras las multitudinarias protestas de junio que llevaron a los brasileños a las calles contra los millonarios gastos públicos del Mundial de 2014, que exigen que sean destinados para mejoras en la salud y la educación.

La FIFA, que aseguró no haber sido comunicada de las acciones de los fiscales, afirmó en un comunicado enviado a la AFP que las responsabilidades sobre ese tipo de gastos “constan en los contratos firmados con los responsables de los estadios de la Copa del Mundo en 2007, y en sus textos adicionales firmados en 2009”.

La FIFA defendió que esos gastos sean financiados con dinero público, ya que “ningún estadio del mundo puede recibir un evento del porte del Mundial sin adaptaciones”, pero afirmó que “está siendo hecha una revisión de todo el material con el objetivo de reducir aún más el costo de esas instalaciones”.

La FIFA también defiende que se financien los gastos de los servicios de transmisión, que asegura son infraestructuras que seguirán sirviendo al país.

 

Síguenos por @800noticias