Jueza uruguaya investigará denuncias de supuestas irregularidades en la Conmebol | 800Noticias
800Noticias
Deportes

MONTEVIDEO, (AFP) – Una jueza uruguaya abrirá una investigación sobre presuntas irregularidades en los balances de la Conmebol, en respuesta a una denuncia penal presentada en diciembre por cerca de una decena de clubes locales, señaló el viernes a la AFP una fuente judicial.

“La señora jueza notificó verbalmente que accedía a los solicitado por la fiscalía (que pidió investigar la denuncia presentada por los clubes uruguayos) por lo que va a proceder a citar a varias personas a declarar, algunos en calidad de indagados como el Sr. (Eugenio) Figueredo”, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, dijo a la AFP una alta fuente judicial.

La decisión de la jueza, Adriana de los Santos, abrirá un proceso “presumarial reservado” en un juzgado del crimen organizado local debido a que “las presuntas víctimas denunciantes son uruguayas, uno de los indagados es uruguayo (Figueredo) y parte de los efectos de estas maniobras de presunta apariencia delictiva se reproducen en Uruguay”.

Según el diario local El Observador a la citación de Figueredo como indagado se sumará el llamado en calidad de testigo al presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauza.

La denuncia fue presentada el 24 de diciembre por los clubes Peñarol, Cerro, Cerro Largo, Rentistas, Miramar Misiones, El Tanque Sisley, Racing y Fénix, además de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, gremial de los jugadores locales.

La denuncia marca presuntas irregularidades en el rechazo de la Conmebol a una oferta de compra de derechos televisivos que había puesto sobre la mesa el empresario local, Francisco ‘Paco’ Casal.

Casal, el principal agente de jugadores de Uruguay, es dueño de Tenfield, la firma propietaria de los derechos de televisión e imagen del fútbol uruguayo.

A través de la empresa Global Sports y el canal Gol TV, el contratista había ofrecido 170 millones de dólares -según la prensa local- para transmitir todos los partidos entre 2015 y 2018, una cifra supuestamente superior a la que pagó la cadena internacional Fox Sports.

En un comunicado difundido a mediados de diciembre pasado, la entidad del fútbol sudamericano resolvió “rechazar toda amenaza, coacción o extorsión que pueda ejercerse sobre la Conmebol o sus directivos con el único propósito de obtener por este medio la satisfacción de intereses de carácter exclusivamente económico y comercial, con total y absoluto desprecio de las obligaciones contractuales previamente asumidas por la CSF”.

Los clubes uruguayos denunciantes acusan a la Conmebol, que organiza la Libertadores y la Sudamericana, de no repartir sus ingresos equitativamente y de irregularidades en sus balances.

En setiembre, el brasileño Corinthians organizó una reunión que agrupó a 28 clubes de Sudamérica, entre ellos Peñarol, para denunciar supuestas irregularidades financieras en la institución que preside el uruguayo Figueredo.

Síguenos por @800noticias