Federer ha tomado un segundo aire en su carrera | 800Noticias
800Noticias
Deportes

NUEVA YORK, (AFP) – Ya sea por el cambio de entrenador, usar una raqueta más grande, decidir jugar los puntos más cortos, o usar sofisticadas zapatillas inspiradas en su ídolo Michael Jordan, el nuevo Roger Federer ha tomado un segundo aire en su carrera y parece más indestructible que nunca.

Con el legendario Michael Jordan aplaudiéndolo desde las gradas, Federer logró su victoria número 50 de 2014 la noche del martes en su reino de Flushing Meadows, al derrotar al australiano Marinko Matosevic para avanzar a segunda ronda de 15ª vez consecutiva.

“Fue un poco más difícil de lo que pensé, sobre todo en el tercer set”, dijo Federer, que busca su sexto título del US Open y 18º de Gran Slam, pero el primero desde Wimbledon 2012.

El triunfo del ex número uno mundial suizo fue disfrutado por su nuevo amigo Jordan, quien aunque reconoció no saber mucho de tenis, dijo admirar a Roger por ser “un extraordinario atleta” y “la fluidez de sus desplazamientos en la cancha”.

Fededer y Jordan no se conocían personalmente hasta que se reunieron por primera vez en Nueva York la noche del lunes. Ambos tienen un vínculo común con el fabricante de la marca Nike.

En su victoria sobre Matosevic, Federer usó las nuevas zapatilas Nike Zoom Vapor 9 Tour AJ3, un modelo más avanzado de las famosas Air Jordan que la empresa lanzó al mercado en 1988.

Preguntado sobre si las zapatillas le facilitaron las cosas en la cancha, Federer reconoció que colaboración con Nike y Jordan era algo “muy especial” para él.

“Es increíble tener a Michael aquí”, dijo Federer del jugador que llevó a los Chicago Bulls a seis títulos de la NBA y ahora es dueño de la mayoría de los Charlotte Hornets. “Al crecer él era mi gran ídolo deportivo. Tenerlo aquí es increíblemente especial.”

Federer no ha ganado un título de Gran Slam este año, pero aún así encabezó la lista de la revista Forbes de los 10 primeros atletas con mayores ingresos en el mundo.

No importa que haya caído del número uno del mundo, y que no gane un Gran Slam desde Wimbledon 2012. Aún así, el astro suizo generó ingresos por 56.200.000 dólares desde julio del año pasado hasta junio último.

De esa cifra, 40 millones corresponden al patrocinio de empresas como Rolex y Nike. Federer ocupa el séptimo lugar del ‘top 10’ de una lista de los atletas que mejor pagados en los últimos 12 meses.

Con sus nuevas zapatillas, Federer enfrentará el viernes en segunda ronda al australiano Sam Groth, un número 104 del ránking mundial, que a sus 26 años está debutando en un US Open.

El secreto en el resurgir del suizo parece ser la sabía decisión de cambiar de entrenador. Para la temporada 2014, contrató como nuevo preparador a un ídolo de su infancia, el sueco Stefan Edberg, quien le hizo recuperar la confianza perdida.

Campeón de seis torneos de Gran Slams y estrella de los 90, Edberg enfocó el tenis de Federer en ser más agresivo, dejar de lado las voleas largas para terminar los puntos más rápido.

El suizo encara este US Open con tres títulos en sus alforjas, en los torneos de Dubai, Halle y el Másters 1000 de Cincinnati.

Este año ha jugado ocho finales, cuatro de ellas en torneos Majors como los Másters 1000 de Indian Wells, Monte Carlo, Toronto y Cincinnati, y las semifinales del Abierto de Australia, donde fue eliminado por el español Rafael Nadal.

“He jugado con menos presión, y con más confianza”, reconoció el helvético, quien ganó cinco títulos consecutivos en Flushing Meadows de 2004 a 2008.

A sus 33 años, Federer se convertiría en el tenista de más edad en conseguir el título en Flushing Meadows. También sería el único en la historia que ha ganado el US Open en seis ocasiones.

Síguenos por @800noticias