Doha será la sede del Mundial de atletismo de 2019 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Monaco, Monaco | AFP | Doha fue elegida este martes en Mónaco para organizar el 17º Mundial de atletismo al aire libre, en 2019, por el Consejo de la Federación Internacional de este deporte (IAAF), por delante de Barcelona y la estadounidense Eugene, las otras dos aspirantes.

Catar ya tiene adjudicado el Mundial de fútbol de 2022, mientras que su capital acogerá a principios de diciembre el Mundial de natación de piscina corta y el próximo febrero el Mundial masculino de balonmano, con lo que sigue sumando la organización de eventos deportivos importantes.

La capital del emirato rico en hidrocarburos perdió ante Londres cuando aspiró a organizar la competición en 2017. El Mundial-2015, por su parte, se disputará en Pekín entre el 22 y el 30 agosto. 

Para limitar los efectos del calor, Doha propuso que el evento de 2019 se celebrara entre el 29 de septiembre y el 6 de octubre.

Desde que organizaron los Juegos Asiáticos en 2006, la capital de Catar es una candidata habitual para organizar los grandes certámenes deportivos.

En atletismo, Doha organizó el Mundial en sala de 2010 y, desde hace unos años, celebra en mayo la primera reunión de la Liga de Diamante, principal circuito del primer deporte olímpico.

Estados Unidos, primera potencia del atletismo, nunca ha organizado un Mundial al aire libre y continuará sin hacerlo, mientras que España acogió el evento una vez, en Sevilla en 1999.

Doha será por su parte la primera ciudad árabe en acoger el evento y recibió 12 votos en la primera vuelta de votación de los miembros del Consejo de la IAAF, por 9 de Eugene y 6 de Barcelona, que quedó eliminada. En la segunda vuelta, Doha superó a Eugene por 15 a 12.

Doha había perdido 16 a 9 ante Londres en la votación por el Mundial-2017.

Nike perdió con Eugene

Eugene (Oregon, noroeste de Estados Unidos) presentaba un argumento de peso: nunca Estados Unidos ha acogido el evento y sólo se ha disputado una vez en Norteamérica, en Edmonton (Canadá) en 2001.

“La hora de un Mundial en Estados Unidos”, había dicho ante la IAAF y su presidente, Lamine Diack, un responsable de la candidatura de Eugene este martes, pero los argumentos no han terminado de convencer.

Eugene es la ‘capital USA’ del atletismo y Nike tiene además su sede en Oregon. En contra de la candidatura jugó el pequeño tamaño de Eugene (160.000 habitantes).

Barcelona, sede de los Juegos Olímpicos de 1992, jugó en vano la carta de la innovación tecnológica para unos “Mundiales conectados”.

Doha fue la tercera de las aspirantes en exponer su candidatura y había preparado un dosier con respuestas a las posibles críticas.

Entre ellas, las altas temperaturas, que en la primera semana de octubre, la fecha prevista, no serán superiores a las que se vivieron en los Mundiales de Osaka-2007, Daegu-2011 y Moscú-2013, según certificaron los cataríes. Los maratones y las pruebas de marcha, ambas fuera del estadio, estarán programados por la noche.

Doha guardó para el final el testimonio de su prodigio del salto de altura, Mutaz Barshim, campeón mundial en sala.

“Catar estará preparado para acoger este gran evento y para obtener un legado mundial en beneficio de todas las generaciones”, prometió el secretario general del Comité Olímpico Catarí (COI), Saud Ben Abdarrahman Al Thani.

Síguenos por @800noticias