Antonio Castro defiende al béisbol, su “primer amor”, como deporte olímpico | 800Noticias
800Noticias
Deportes

BUENOS AIRES, (AFP) – Antonio Castro, hijo del líder cubano Fidel Castro, milita con pasión para que el béisbol, su “primer amor”, y el sóftbol, vuelvan a ser considerados deporte olímpico para los Juegos de 2020, confesó este viernes en entrevista con la AFP.

“El béisbol es obviamente mi primer amor como deporte, pero me fui convenciendo de la igualdad entre los dos géneros (con el sóftbol). Ahora tengo un buen sentimiento hacia los dos”, declaró.

Castro, vicepresidente de la Federación Internacional de Béisbol desde 2009, está en Buenos Aires para tratar de convencer a los 103 miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) de volver a incluirlo como deporte olímpico, condición que el béisbol dejó de tener en Londres-2012.

El deseo de que el Béisbol/Sóftbol, pasión de los cubanos, vuelvan a ser olímpicos “viene de lo más profundo de mí y de mi alma”, contó.

El ex jugador de béisbol que abandonó una carrera ascendente tras sufrir una lesión en la rodilla y devino en cirujano traumatólogo explicó que “en Cuba el béisbol está en el pináculo de la pirámide del deporte, es parte de los fundamentos de la sociedad, con toda la gente jugando como un equipo”.

Castro, uno de los nueve hijos de Fidel, dijo que su nombre le da reconocimiento y le facilitó el contacto con los miembros del Comité Olímpico Internacional que decidirán el domingo qué nuevo deporte entrará en el olimpismo para 2020, entre el béisbol/sóftbol, el squash y la lucha.

“Este es muy único trabajo”, dijo sobre su tarea de convencer al COI.

“Soy médico. Empecé a trabajar en los juegos olímpicos desde el nivel más bajo. En 2000 fui un médico del equipo médico de Cuba y fue creciendo de a poco mi imagen. Mi nombre es seguramente un peso sobre mis hombros”, confesó.

Insistió en que “disfruto de la campaña. Es un trabajo voluntario y tiene que ver con mi amor y mi fuerte sentimientos por este deporte”.

Se mostró optimista obre la votación del domingo, pero aseguró que de no lograr el cometido seguirá trabajando para que el béisbol es un juego de alcance e interés mundial.

“Incluso si no lo logramos el domingo, no se termina el mundo para nosotros. Vamos a seguir trabajando porque se trata de ir globalizando el deporte e ir convenciendo de que es un juego que se practica en todo el mundo”, aseguró.

Según Castro, “hay 65 millones de personas jugándolo alrededor del mundo. Hay 140 federaciones y 4 millones de ligas juveniles. El año pasado el campeonato de béisbol fue retransmitido en 200 países”.

“Estamos aquí para hablar del regreso del béisbol y del sóftbol al movimiento olímpico”, dijo más tarde Antonio Castro ante una pregunta sobre el exilio de jugadores cubanos, durante una rueda de prensa de la Federación Internacional de Béisbol.

En esa presentación, el presidente de la Federación Internacional de Bésibol (IBAF), Ricardo Fraccari, defendió la participación de Castro, al señalar que “en ningún otro país el béisbol es tan popular como en Cuba”.

“Castro es un gran atleta, es un médico profesional y Fidel Castro fue el presidente de un país, no un dictador”, agregó el copresidente de la Federación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC en inglés), Don Porter.

Síguenos por @800noticias