Bosnia debuta en el Mundial con ganas de ser la revelación | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Sarajevo,  (AFP) -La selección de Bosnia-Herzegovina, única debutante en el Mundial de Brasil-2014, afronta el torneo como una de las grandes incógnitas, con un equipo con jugadores de calidad y experiencia en ligas importantes, pero consciente de que no lo tendrá fácil para avanzar en la competición.

Su ataque parece capaz de dar más de un susto, con el atacante del Manchester City Edin Dzeko como punta de lanza, pero también con jugadores importantes, como el armador de la Roma Miralem Pjanic en la construcción ofensiva. Vedad Ibisevic (Sttutgart), a pesar de su crisis realizadora de los últimos meses, será otro de los hombres a seguir.

La defensa ha sido tradicionalmente el talón de Aquiles del equipo, pero en los últimos años, con disciplina, esfuerzo y mucho trabajo, los datos del combinado bosnio han mejorado, hasta alcanzar el nivel mundialista, con Emir Spahic (Bayer Leverkusen) como líder atrás.

El país, exintegrante de Yugoslavia e independiente desde 1992, llevaba ya bastante tiempo rozando la clasificación para una gran cita futbolística, desde su afiliación a la FIFA en 1996.

Jugó y perdió los repechajes para estar en el Mundial-2010 y la Eurocopa-2012, en ambos casos ante el Portugal de Cristiano Ronaldo, pero el gran salto de calidad lo consiguió en las eliminatorias mundialistas para este 2014, donde fue primero del grupo G, por delante de Grecia.

La bienvenida al Mundial la vivirá además a lo grande, en el emblemático estadio de Maracaná y contra un gigante del planeta fútbol, la Argentina de Lionel Messi. Será su partido teóricamente más complicado en un grupo F en el que aspira a quedar segundo y poder estar en los octavos. Los otros rivales serán Nigeria e Irán.

“No sabemos cuál es nuestra fuerza realmente. Hasta ahora no hemos vencido a ninguna selección grande”, señaló el seleccionador bosnio, Safet Susic, consciente de las incertidumbres que pesan sobre su equipo.

Todo ello en un país en el que el fútbol, como casi todo, está impregnado de un gran componente político entre las diferentes comunidades que integran el país.

Cuando el equipo logró su clasificación a finales de 2013, decenas de miles de hinchas lo celebraron en las calles de Sarajevo y otras ciudades del país. Sus seguidores son principalmente de la comunidad musulmana, ante la indiferencia de las minorías croata y serbia de Bosnia, que siguen a los equipos de los países vecinos.

 

Edin Dzeko, el diamante bosnio

 

Apodado el ‘Diamante bosnio’, el atacante Dzeko es el jugador más conocido y peligroso del plantel bosnio para Brasil-2014. Forma parte de uno de los grandes equipos europeos, el Manchester City inglés, y fue decisivo para la clasificación mundialista, consiguiendo un ‘doblete’ en Zenica ante Grecia (3-1), en un partido fundamental para decidir el liderato del grupo de las eliminatorias.

Llevó al Wolfsburgo a ganar la Bundesliga en 2009 y contribuyó decisivamente en los títulos del Manchester City en la Premier League en 2012 y 2014, por lo que su palmarés avala de sobre su condición de estrella. Afronta ahora su primer Mundial con la ilusión de un debutante, pero con la solidez de haber vivido ya partidos importantes en la élite europea.

 

Susic espera su consagración

 

El entrenador de Bosnia en Brasil será Safet Susic, de 58 años y que como jugador destacó en el París Saint-Germain, con el que ganó una Copa de Francia (1983) y una liga francesa (1986). Estuvo en el Mundial con Yugoslavia en España-1982 y México-1986 y es entrenador desde 1994, cuando dirigió al Cannes francés.

Luego se forjó en el fútbol turco, dirigiendo a seis clubes en trece años, antes de asumir desde 2009 el desafío de dirigir a la selección bosnia, con la que espera hacer un buen papel. Estuvo cerca de renunciar al cargo tras no clasificar al equipo para la Eurocopa-2012, pero finalmente los dirigentes de su Federación pudieron convencerle para seguir.

Síguenos por @800noticias