Sampaoli ya sabe lo que es sorprender a los brasileños | 800Noticias
800Noticias
Deportes

CURITIBA, (AFP) – Jorge Sampaoli fue campeón de la Copa Sudamericana en 2011 con Universidad de Chile, superando en octavos de final a Flamengo y en semifinales a Vasco da Gama, afrontando ambientes difíciles en Rio. Aquel título le abrió las puertas para dirigir a la selección chilena.

Sampaoli, que se llevó por delante a aquellos dos equipos cariocas, sueña con hacer lo mismo en octavos de final del Mundial-2014 contra la selección brasileña, el sábado en Belo Horizonte, sorprendiendo de nuevo como visitante.

El 19 de octubre de 2011, Universidad de Chile se impuso en Rio al Flamengo por 4-0, en el partido de ida de octavos de final, ganando de nuevo en la vuelta en Santiago por 1-0, una semana después.

Después ganaría al argentino Arsenal de Sarandí en cuartos, antes de volver a sorprender a otro equipo brasileño en Rio, el Vasco da Gama. En el partido de ida empató como visitante (1-1), para imponerse por 2-0 en Santiago en la vuelta.

En aquel equipo hay varios jugadores en los que el argentino Sampaoli sigue manteniendo la confianza y los convocó para el Mundial de Brasil-2014.

Johny Herrera, uno de los dos porteros suplentes de Claudio Bravo, era el arquero de aquel equipo, en que también estaban el defensa José Rojas, los centrocampistas Charles Aránguiz, Eugenio Mena y Marcelo Díaz, y el delantero Eduardo Vargas, los cuatro titulares en Brasil-2014.

Solo Rojas y Herrera, suplentes en la Roja, siguen en la Universidad de Chile. Mena emigró al Santos brasileño, Aránguiz al Internacional de Porto Alegre, Díaz al Basilea suizo y Vargas al Nápoles, Gremio de Porto Alegre y ahora Valencia.

Rojas marcó un gol y Vargas dos en la victoria por 4-0 en campo del Flamengo y Díaz fue el anotador del tanto en Santiago en el triunfo por 1-0.

Vargas, ahora en el Valencia, sería también el autor de uno de los goles contra Vasco da Gama.

 

Llamada de selección chilena

 

Precisamente Vargas se convertiría en el héroe de la final, al marcar tres de los cuatro tantos con que derrotó a duelo de ida y vuelta a Liga de Quito (victoria por 1-0 en Ecuador y por 3-0 en Chile).

Aquel triunfo sirvió a Sampaoli para ganarse una gran reputación en Chile, por lo que fue llamado para dirigir a la selección, siguiendo los pasos de su idolatrado compatriota Marcelo Bielsa, que condujo a la Roja sudamericana en el Mundial de Sudáfrica-2010.

“Vivía pendiente del fútbol, tanto que salía a correr y escuchaba las conferencias que daba Bielsa cuando dirigía a Newell’s Old Boys”, confesó Sampaoli, en una de las pocas entrevistas que dio, a la revista El Gráfico.

El argentino logró un nuevo récord en la historia del fútbol chileno, la ‘Triple Corona’, ganando el Apertura 2011, Copa Sudamericana 2011 y Clausura 2011.

En 2012 llegó a semifinales de la Copa Libertadores con Universidad de Chile, siendo eliminado por Boca Juniors. Ese mismo año ganó el Apertura chileno y en diciembre fue nombrado seleccionador para tomar la campaña de clasificación a Brasil-2014.

A Sampaoli no le asusta el fútbol brasileño, como no mostró temor ante la campeona del mundo, España, a la que Chile derrotó en la primera fase en Rio (2-0). Luiz Felipe Scolari está avisado.

Síguenos por @800noticias