Klose y su doble misión: revancha de 2002 y dejar sin récord a Ronaldo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

SAO PAULO, (AFP) – Miroslav Klose no podría tener mejor revancha en la semifinal con Brasil del Mundial-2014 que marcar el gol de la victoria, lo que le permitiría vengarse de la final perdida por 2-0 ante la auriverde en Corea y Japón-2002 y dejar sin récord de goles a Ronaldo, el verdugo de su equipo en aquel partido.

De aquel encuentro disputado el 30 de junio de 2002 en Yokohama, solo quedan dos protagonistas, Miroslav Klose, titular hasta que fue sustituido en el minuto 74 por Oliver Bierhoff, ahora director general de la selección alemana, y el seleccionador Luiz Felipe Scolari, que también era técnico de Brasil en aquel Mundial.

El tercer protagonista de la historia es Ronaldo, que marcó los dos goles de su equipo en aquella final, y que comparte en este momento con Klose el récord de máximo goleador en la historia de los Mundiales, con 15 tantos.

Con aquellos dos goles en la final de 2002, Ronaldo llevaba 12 tantos, una cuenta que aumentaría a 15 con tres más en Alemania-2006.

Klose marcó cinco goles en aquel Mundial, tres a Arabia Saudí, uno a Irlanda y otro a Camerún, todos ellos en la primera fase, quedándose mudo a partir de octavos de final, mientras que Ronaldo sumó ocho en total en 2002.

El veterano jugador alemán igualó la marca de 15 goles de Ronaldo en los Mundiales en el partido de la primera fase de este Mundial de Brasil-2014 contra Ghana (2-2).

 

– Cuatro semifinales seguidas –

 

El veterano Klose, nacido en Polonia hace 36 años, se convirtió en Brasil-2014 en el primer futbolista de la historia en llegar a cuatro semifinales en Mundiales.

Además, contra Francia en cuartos de final, Klose se colocó como segunda jugador alemán con mayor número de partidos disputados en la historia de los Mundiales, con 22, superando a Uwe Seeler, aunque sigue detrás de Lothar Matthäus, que lleva 25.

El único delantero nato que ha traído el seleccionador alemán Joachim Löw a Brasil no podrá superar a Matthäus, ya que pude llegar a 24, con la disputa de la semifinal y la final o el partido por el tercer puesto, en su último Mundial.

“El Mundial de 2014 será el último de mi carrera”, anunció hace dos años cuando decidió seguir en la Mannschaft, tras la Eurocopa-2012.

Hasta ahora, a Miroslav Klose no le ha ido muy bien con las revanchas. Alemania cayó en semifinales del Mundial-2006 en su casa contra Italia, y volvió a caer en esa misma instancia en la Eurocopa-2012 contra los Azzurri.

Precisamente, antes de aquella semifinal de la Eurocopa de hace dos años, el italiano Andrea Pirlo había declarado que los alemanes tenían miedo a su equipo, tras aquel resultado del Mundial-2006.

Klose no dudó en responder: “Nos hemos entrenado y preparado bien, ¡que vengan los italianos!”, indicó, aunque luego su equipo perdería.

Tampoco el delantero se pudo tomar la revancha contra España, que le ganó la final de la Eurocopa-2008 y que volvió a derrotarlo en semifinales del Mundial de 2010, ambos partidos por 1-0.

“Cuando está en forma, es uno de los mejores atacantes del mundo”, ha dicho de Klose su seleccionador, Joachim Löw.

Brasil en semifinales será una buena prueba para ver si Klose está en forma o no.

Síguenos por @800noticias