Inglaterra, ¿y ahora qué hacemos? | 800Noticias
800Noticias
Deportes

RÍO DE JANEIRO, (AFP) – Inglaterra, eliminada de Brasil-2014 tras el triunfo este viernes de Costa Rica ante Italia (1-0), vuelve a fracasar en su intento de brillar en un torneo que ganó una sola vez, en casa en 1966, y tendrá que volver a renovarse para tratar de alcanzar el primer nivel.

Tras sus dos derrotas iniciales (contra Italia y Uruguay, en ambas ocasiones por 2-1), se convirtió este viernes en el equipo de los Tres Leones que más rápido vuelve a casa desde 1958, ya que no se dio la victoria de Italia, único resultado que hubiese dado algo de esperanzas a los ingleses.

 

¿El futuro de Hodgson?

 

Una eliminación “confirmará otro torneo poco satisfactorio y (el seleccionador Roy) Hodgson tomará consciencia de que esta vez las reflexiones serán menos simpáticas”, tituló The Guardian.

En 2012, recién llegado, el seleccionador se salvó con una eliminación honorable en cuartos de final contra Italia en los penales.

Esta vez, va a estar mucho más expuesto y las casas de apuestas ya dan a su adjunto Gary Neville como uno de los favoritos para sustituirlo.

“Estoy decepcionado, está claro, pero no creo que tenga que irme”, dijo Hodgson el jueves tras perder contra Uruguay, antes de añadir que “si la FA piensa que ya no soy el hombre adecuado, será su decisión, no la mía”.

Este viernes, la Federación Inglesa (FA) confirmó en el cargo al técnico: “Respaldamos a Roy Hodgson y nos gustaría que se quedara como seleccionador”, dijo Greg Dyke, presidente de la FA.

“No vemos ninguna ventaja en cambiar. Creemos que Roy ha hecho un buen trabajo y es un proyecto de cuatro años. Esperamos hacerlo mejor en la Eurocopa”, agregó.

No obstante, tras el revés ante Uruguay 2-1 pareció superado e impotente.

Con 66 años y contrato hasta la Eurocopa de 2016, Hodgson cuenta con tantos partidarios como detractores. ¿Pero podrá superar esto?

 

Comprender y aprender

 

“Nunca aprendemos. No basta con poner a los once mejores”, dijo el exinternacional Chris Waddle.

Inglaterra ha apostado durante años por su generación dorada, pero jugadores como David Beckham y John Terry no le aportaron nada.

El veterano Ashley Cole fue descartado antes del Mundial y ahora deberían seguirle Steven Gerrard y Franck Lampard, dos centrocampistas que han hecho tanto bien como mal a Inglaterra en estos años y que deberían anunciar su retirada internacional.

Esta Inglaterra tiene talento delante, pero es muy débil detrás a pesar de lo que diga el lateral izquierdo Leighton Baines que no ve que la defensa sea el talón de Aquiles del equipo.

Pero, tanto él como su compañero del Everton Phil Jagielka nunca han jugado un partido de Liga de Campeones.

En cuanto a otro baluarte defensivo, Gary Cahill, ya tiene 28 años.

El resultado es que Inglaterra está falta de un talento homogéneo y de cultura táctica.

Italia y Uruguay, dos equipos maestros en aprovechar los errores del adversario, se encargaron de recordárselo.

“Tras la igualada, teníamos que haber sido un poco más inteligentes y cerrar un poco el juego”, reconoció Gerrard, para quien “tal vez haber aceptado ganar un punto habría sido la mejor opción”.

En lugar de eso, Inglaterra siguió atacando. Como siempre.

 

Reformar

 

Este cúmulo de males deberían dar a Inglaterra ganas de ir más lejos y más rápido en las reformas iniciadas por el presidente de la FA.

“No estoy enfadado, sólo enfadado de ver otra vez los mismos problemas. El problema es la Premier League. Es un producto que se vende bien en el mundo. Está bien, pero eso no hace mejores a nuestros jugadores”, recordó Chris Waddle.

“¿Sabéis lo que hace ese campeonato interesante? Los jugadores extranjeros. Y los nuestros están sobrevalorados”, añadió el centrocampista retirado.

“¿Cómo se ganan los partidos? Se sale de atrás, te organizas. Y si tienes 2 o 3 jugadores creativos construyes en torno a ellos. Así hay equilibrio”, detalló.

La Federación Inglesa ha terminado por abogar por la introducción de los equipos reservas de los grandes clubes en 5ª división y limitar los visados para extranjeros para permitir a los jóvenes ingleses lucirse y mejorar el nivel del equipo nacional.

Es una reforma que, bien hecha, dará sus frutos, pero llevará tiempo.

Pero, evidentemente, la potente liga frena estos cambios todo lo que puede, por lo que si el país ama tanto a su selección como se supone, deberá tener el valor de afrontar los cambios.

Síguenos por @800noticias