Samsung suspende las ventas del Galaxy Note 7 por problemas con las baterías | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

El Mundo de España

Pese a haber contabilizado hasta 400.000 órdenes previas de venta tan sólo en su país de origen en 10 jornadas, el último producto insignia de Samsung, el teléfono Galaxy Note 7, sufrió un significativo quebranto después de que la firma surcoreana confirmara que algunos de sus modelos se han incendiado a causa de un defecto en la batería y anunciara la suspensión de sus ventas.

La conocida marca intentó mitigar el alcance de la problemática y dijo que sólo había detectado ese error en 24 aparatos del millón que ha analizado, pero se ofreció a reponer con un nuevo teléfono a los compradores del Galaxy Note 7, que se puso a la venta el pasado 19 de agosto.

Un representante del emporio tecnológico había admitido la existencia de este error a la agencia Yonhap y dijo que “lo más importante es la seguridad de nuestros clientes, no queremos decepcionarles”.

Según el mismo representante, el número de aparatos afectados por este defecto tan sólo representaba un 0,1% de las ventas. “El problema se puede resolver simplemente cambiando la batería pero vamos a ofrecer medidas convincentes para nuestros clientes”, añadió.

Samsung inició hace varias jornadas una investigación sobre lo acaecido, suspendió las ventas de este modelo en Corea del Sur el pasado día 29 y decidió retrasar su comercialización en países como Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos.

“Tienes que cortar esto de raíz, ahora mismo. Lo último que querrían es que se asociara el nombre de Samsung en internet a la explosión de una batería o a alguien que resultara herido”, comentó Bryan Ma, un analista de IDC, a la agencia Reuters.

Según la prensa surcoreana el primer caso de este tipo se conoció el pasado día 24 cuando un usuario colgó una foto de un Samsung completamente quemado en un foro de internet. Las denuncias en las redes sociales se multiplicaron en las últimas jornadas, siempre incidiendo en que el aparato comenzaba arder de forma espontánea mientras se procedía a su recarga.

Precisamente, la batería y la rapidez de la recarga eran dos de los principales atractivos del Galaxy Note 7 y quizás uno de los orígenes de este error, según apuntó uno de los fabricantes al diario The Chosunilbo.

“La función de recarga rápida genera mucho más calor que la carga convencional y supone una notable presión para la batería”, explicó.

Las baterías del Galaxy son fabricadas por una filial de la misma firma y por otras compañías chinas.

Síguenos por @800noticias