Samsung convierte a la gama media en «smartphones» sumergibles | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

ABC

El mundo del «smartphone» se mueve a dos velocidades. Por un lado, los modelos más avanzados que, como no es para menos, se lanzan al mercado a precios cada vez más desorbitados. Por otro, dispositivos que abrazan la calidad-precio. Samsung ha asaltado, con la nueva gama Galaxy A de 2017, la gama media procurando traer algunas prestaciones que comienzan a estandarizarse en el mercado como es la resistencia al agua y polvo.

Dos versiones distintas (A3 y A5) que vendrán equipados por primera vez con la certificación IP68 que garantiza que sean resistentes al agua y polvo. Distinguidas por tamaños (4.7 y 5.2 pulgadas, respectivamente), la firma surcoreana ha decido añadir esta característica presente ya en los terminales de alta gama como sus Galaxy S7.

Con estructura metálica y cristal en la parte trasera, ambos terminales intentan dar un paso más en el diseño de esta categoría del mercado, la gama media, cada vez más apretada. Disponible en cuatro colores (negro, dorado, azul y rosa), los nuevos terminales incorporan, además, la tecnología NFC que ejerce de base para el sistema de pagos móviles de la compañía Samsung Pay.

Ambas versiones se distinguen también en su apartado fotográfico. Mientras el A5 dispone de dos cámaras (frontal y trasera) de 16 megapíxeles con apertura F1.9, el A3 cuenta con una principal de 13 megapíxeles y una secundaria de 8 megapíxeles con la misma velocidad de apertura. Gobernados por el sistema operativo Android en su versión 6.0.1 Marshmallow, los terminales cuentan con un sistema de autofoco más preciso.

Un botón ejerce de cámara flotante con lo que a la hora de tomar «selfies» se puede utilizar la pantalla como flash frontal, algo útil y que ya se encuentran en otros modelos rivales como el iPhone. La aplicación de cámara permite hacer uso de varios modos específicos en función del tipo de imagen a capturar, integrando así algunas prestaciones encontradas en aplicaciones de filtros y efectos.

Samsung promete, además, que la batería de ambos terminales es más duradera que los modelos anteriores, aunque es algo que no se ha podido comprobar de momento. Sobre el papel, los guarismos se mueven en 3.000 mAh (A5) y 2.350 mAh (A3). Equipados con puerto USB Tipo-C (reversible y que se adpata cada vez entre los mñoviles), los Galaxy A de esta temporrada incrementan su memoria permiteindo utilizar una tarjeta microSD de hasta 256 GB, lo que supone que los usuarios pueden capturar y guardar contenido sin tener que preocuparse por la capacidad de almacenamiento.

Síguenos por @800noticias