Sampaoli, séptimo suramericano que ocupa el banquillo del Sevilla | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El argentino Jorge Sampaoli será el séptimo entrenador suramericano en la historia del Sevilla tras sus compatriotas Helenio Herrera, Roque Olsen, Vicente Cantatore (nacionalizado chileno) y Carlos Salvador Bilardo, el brasileño Otto Bumbel y el uruguayo Víctor Espárrago.

El primer entrenador hispanoamericano que se sentó en el banquillo del Sevilla fue uno de los más importantes de su historia, el argentino Helenio Herrera (1910-1997), quien dejó su impronta en el viejo de Nervión durante cuatro temporadas y 120 partidos en los que su personalidad y conocimientos revolucionarios brillaron como lo hicieron posteriormente en Barcelona o en Milán con el Inter.

La era de HH en el Sevilla se saldó con un subcampeonato de Liga en la temporada 1956-57, además de dos cuartos puestos, un quinto y un subcampeonato de Copa en 1955; aunque dejó huella en sus métodos de entrenamiento y en la acusada personalidad de la que hizo gala a lo largo de toda su trayectoria.

Prueba de esa forma de proceder fue su procelosa salida del club de Nervión al ser declarado en rebeldía y suspendido por la Fifa por su intención de fichar por el Barcelona, lo que finalmente hizo tras el pago de una cantidad de cinco millones de pesetas, la primera vez que ello se hacía por un entrenador.

El siguiente entrenador suramericano llega a Sevilla siete años más tarde de la salida de Helenio Herrera y fue el brasileño Otto Bumbel en la temporada 1963-1964, tras lo que desarrolló una larga carrera en España en equipos como el Atlético de Madrid, Elche, Málaga, Mallorca, Sabadell y Rácing de Ferrol, ya en 1979.

Ya en la década de los setenta, recala en Sevilla el argentino Roque Olsen Fontana (1925-1992), un trotamundos de los banquillos (Las Palmas, Elche, Córdoba,Barcelona, Zaragoza, Coruña, Celta) que ocupó el del ya estadio Ramón Sánchez Pizjuán en sendas etapas, la primera entre 1974 y 1976 y la segunda, en la temporada 1988-89.

El mayor logro de Olsen en el Sánchez Pizjuán fue ascender al equipo a Primera División en 1975 tras los tres años que había vivido el equipo sevillista en Segunda División; y catorce años más tarde, en 1989, abre una época en la que el banquillo sevillista es ocupado sucesivamente por técnicos suramericanos.

Roque Olsen dirigió varios partidos al Sevilla en el tramo final de esa temporada y le cedió el testigo al argentino nacionalizado chileno Vicente Cantatore, quien permaneció en el banquillo de 1989 a 1991 y logró clasificar al equipo para la Copa de la UEFA (1990) antes de dar paso al uruguayo y exjugador sevillista Víctor Espárrago.

Espárrago fue entrenador del Sevilla en las temporadas 1991-1992 y 1996 y, en ese paréntesis, llegó al club sevillista otro de los entrenadores que más huella han dejado en menos tiempo en el Sánchez Pizjuán, el exseleccionador argentino campeón del Mundo Carlos Salvador Bilardo (1992-1993 y 1997).

Bilardo fue el valedor de la llegada a Sevilla de Diego Armando Maradona en 1992 y, además, fue conocido por sus métodos de entrenamientos, sus apariciones televisivas y una forma singular de trabajar y de entender el fútbol.

De ella, se han confesado seguidores, entre otros muchos, el segundo entrenador del Barcelona, Juan Carlos Unzué, y el director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez Verdejo ‘Monchi’, que coincidieron con él como porteros de ese equipo.

En la temporada 1996-97, Bilardo fue llamado de urgencia por la directiva del Sevilla para intentar lograr la permanencia en Primera y, tras hablar con los jugadores sobre la situación del vestuario, regresó a la Argentina: el equipo terminó bajando.

Síguenos por @800noticias