Rusia seguirá suspendida y no estará en los Mundiales de Londres | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

La federación internacional de atletismo (IAAF) ha informado este lunes de que el grupo de trabajo independiente ha recomendado que la federación rusa debe seguir suspendida por dopaje porque “aún no está preparada” para su readmisión, por lo que sus atletas tampoco podrán competir del 4 al 13 de agosto en los Mundiales de Londres.

Así lo ha anunciado la IAAF durante una rueda de prensa, liderada por su presidente, Sebastian Coe, y tras una reunión de su Consejo en Cap d’Ail (Francia).

El Consejo Directivo de la IAAF aprobó también, a propuesta del presidente, Sebastian Coe, congelar todos los cambios de nacionalidad de atletas, excepto las quince que están en curso, y suspender el actual sistema de candidaturas para albergar campeonatos, incluidos los Mundiales, a partir de 2021.

Rune Andersen, presidente de la comisión de seguimiento de los requisitos para la rehabilitación de Rusia, presentó un informe ante el Consejo sobre la reinserción de la federación rusa (RusAF) y en él recomienda que ésta aún “no está preparada” para que sus atletas puedan competir.

Ha adoptado esa medida pese a que reconoce que ha habido “numerosos avances positivos” tras reunirse el mes pasado en Moscú con el presidente de la RusAF, Dimitri Shlyakhtin; el coronel Zherdev, miembro del comité de investigación de la federación rusa; el mediofondista Andrey Dmitriev y el nuevo Ministro de Deportes, Pavel Kolobkov.

El grupo de trabajo entiende que, pese a ello, ha detectado “algunos acontecimientos negativos” desde su último informe al Consejo en diciembre. Se refiere, en primer lugar, a “unos comentarios poco útiles realizados recientemente por algunos responsables del deporte ruso”.

Asimismo, la IAAF explica que “la RusAF sigue afrontando dificultades prácticas y legales para hacer cumplir las sanciones provisionales de dopaje, y sigue habiendo muy limitados análisis a los atletas en pruebas nacionales, así como incidentes preocupantes cuando las pruebas se están llevando a cabo”.

La RusAF está suspendida desde noviembre de 2015 por dopaje de Estado. Sus atletas no estuvieron en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y no podrán competir ni en los Europeos en pista que se celebrarán en Belgrado este mes de febrero, ni en los Mundiales de agosto en Londres porque su posible readmisión no será ante de noviembre de este año.

La IAAF sí autoriza a los atletas rusos para competir a título individual si se han sometido a controles de dopaje independientes.

Con respecto a los cambios de nacionalidad, que han suscitado críticas en el mundo atlético por los abusos en determinados países, Sebastian Coe anunció la creación de otro grupo de trabajo que propondrá nuevas reglas sobre este asunto antes de fin de año.

“Ha quedado meridianamente claro, con los numerosos cambios de nacionalidad de atletas sobre todo procedentes de África, que las reglas actuales no son adecuadas. El atletismo, que en sus niveles más altos de competición es un deporte basado en los equipos nacionales, es particularmente vulnerable a este respecto. El reglamento actual no ofrece la protección necesaria a los atletas y está abierto a los abusos”, dijo.

También a propuesta del presidente Coe se aprobó no continuar con el actual sistema de presentación de candidaturas para organizar campeonatos internacionales, incluidos los Mundiales, que ya están adjudicados hasta el 2021 (Eugene).

En el futuro, la IAAF adjudicará las sedes, sin seguir proceso alguno, a los países que mejor se adapten a su estrategia de promoción del atletismo en todo el mundo.

El nuevo sistema de selección comenzará a aplicarse con la adjudicación de competiciones de las World Athletics Series a partir del 2021.

Síguenos por @800noticias