Rusia pide a países que apoyan a la oposición siria que garanticen la tregua | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Rusia pidió a los países que apoyan a la oposición siria que ejerzan su influencia en estos grupos para garantizar el cumplimiento de la resolución adoptada anoche por el Consejo de Seguridad de la ONU y que exige a las partes un alto el fuego inmediato durante 30 días en todo el país.

“Confiamos en que los patrocinadores extranjeros de los grupos armados (de la oposición) hagan por fin sus deberes y garanticen el cese de la actividad militar de sus patrocinados, para un tránsito de convoyes humanitarios lo más rápido y seguro posible”, señala un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

La nota, sin embargo, no hace ninguna referencia a los bombardeos contra Guta Oriental, en las afueras de Damasco, que lanzaron las fuerzas gubernamentales sirias poco después de que se aprobara la resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sí apuntó la cancillería rusa a que los milicianos opositores que controlan Guta Oriental, el último bastión de los rebeldes en la región de Damasco, han rechazado estos días las propuestas para un alto el fuego ofrecidas por el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

“Quizás alguien no lo sabe o lo ignora a conciencia, pero ha habido conversaciones sobre un algo el fuego con los combatientes en Guta Oriental, pero estos rechazaron todas las propuestas. Es más, se negaron a dejar salir (de la zona) a los civiles, a los que usan de escudo humano”, subraya el comunicado de Exteriores.

Moscú también recuerda que la resolución excluye del alto el fuego a los grupos terroristas Estado Islámico (EI), el Frente al Nusra “y todas las organizaciones relacionadas con ellos”.

“La lucha (contra estos grupos) continuará, pese a los esfuerzos de algunos actores externos de usar a la internacional terrorista y a los combatientes opositores que se le unen (…) para derrocar a las autoridades legales de Siria y partir el país”, recalcó Exteriores en una clara alusión a Estados Unidos.

Tanto Moscú como Damasco sostienen que Guta Oriental está controlada por las milicias del Frente al Nusra (antiguo aliado de Al Qaeda), por lo que podrían usar este argumento para justificar la campaña de las fuerzas gubernamentales sirias en esa región.

Por otra parte, Rusia ha acusado a Washington de ayudar e incluso de proteger a los terroristas del EI en su repliegue desde la provincia del Deir al Zur con el objetivo de crear una fuerza para derrocar en el futuro a Asad.

En una semana de intensos ataques aéreos, de artillería y con misiles, el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha denunciado la muerte de al menos 510 personas, entre ellos 127 menores de edad.

Síguenos por @800noticias