Rosberg por la conquista del Gran Premio de Austria de Fórmula 1 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes), actual líder del Mundial de Fórmula Uno, buscará fortalecer su posición en el Gran Premio de Austria de este domingo en el circuito de Spielberg, donde ha ganado en las dos últimas ediciones y en el que es el único vencedor en activo.

Rosberg recuperó la autoridad en el Mundial gracias a su victoria en el debutante circuito urbano de Bakú (Azerbaiyán) hace dos semanas, lo que le permite ser líder del campeonato de pilotos con 24 tantos de ventaja sobre su compañero, el tricampeón mundial británico Lewis Hamilton.

En Austria, novena prueba del Mundial, el hijo del campeón mundial finlandés Keke Rosberg intentará mantener la iniciativa y engrosar su ventaja, en un trazado que le es propicio.

Desde el regreso de la pista austríaca al campeonato -en 2014 con el nombre de Red Bull Ring- todas las victorias en Spielberg han sido para Rosberg, que es el único piloto en activo con triunfos en un circuito inaugurado en 1970, que formó parte del campeonato hasta 1987, reapareció entre 1997 y 2003, y se reincorporó hace tres años.

El francés Alain Prost, con tres victorias (1983, 1985 y 1986), el más laureado aquí, con dos del alemán Michael Schumacher (2002 y 2003).

El Red Bull Ring es uno de los circuitos más cortos de este Mundial, por detrás de Mónaco, México y Brasil, con una longitud de 4.326 metros y al que se dan 71 vueltas en carrera. Su primera curva a derechas nada más salir puede ser uno de los lugares para apurar la frenada e intentar adelantamientos.

“Hay poco espacio hasta la primera curva y en general mi salida y mi primera curva han sido buenas este año. Si me clasifico bien, tendrá una buena oportunidad de hacer un gran resultado”, dijo durante la semana Rosberg, que aspira a completar otro ‘Grand Slam’ como el de Bakú, donde fue el ganador final, marcó la vuelta rápida en carrera y fue el más rápido también en la clasificación.

Su compañero Hamilton tenía una oportunidad de oro en Bakú, pero vio condicionada su carrera por un error de pilotaje en la clasificación que le hizo salir décimo, para escalar hasta la quinta posición en carrera.

“Bakú empezó muy bien pero fue una pena que no estuviera realmente en la carrera. No es hora de hablar de “peros”. Tengo que olvidarlo, quedarme con lo positivo y mirar hacia adelante”, dijo el británico.

Rosberg apuntó entre los pilotos a tener en cuenta a los hombres de Williams, que en Bakú demostraron la potencia de su motor Mercedes con mención especial para el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, que acumula dos terceros puestos en esta campaña, en Mónaco y Azerbaiyán.

“Todavía sonrío por el podio que conseguí en Baku, fue un asombroso fin de semana para nosotros pues ejecutamos a la perfección el plan de carrera, creo que fue una de mis mejores actuaciones en la Fórmula Uno (…) Espero que este fin de semana en Austria volvamos a ser competitivos”, dijo el piloto de Guadalajara.

También deberían estar en la pelea los Ferrari del alemán Sebastian Vettel (tercero del Mundial y segundo en Bakú) y el finlandés Kimi Raikkonen; y un escalón por detrás parece que están los Red Bull del australiano Daniel Ricciardo y el holandés Max Verstappen, que venían de un circuito que no les beneficiaba como el azerí y ahora van a la patria de la marca de bebidas energéticas.

En la escudería hermana de Red Bull, Toro Rosso confirmó ayer que el español Carlos Sainz -hijo del bicampeón mundial de rallyes español del mismo nombre- continuará en su estructura el próximo año 2017.

“Estamos muy felices de que Carlos siga con nosotros, porque ha mostrado buenas prestaciones desde que está en la escudería Toro Rosso y estoy convencido de que será fuerte y competitivo también en 2017”, dijo el jefe del equipo Franz Tost.

Sainz, con problemas de potencia y de suspensión en Bakú, se vio obligado a abandonar el Gran Premio de Europa en la vuelta 31, doce giros antes de que tuviera que hacerlo su compatriota español Fernando Alonso (McLaren-Honda).

El bicampeón mundial asturiano y el piloto madrileño circulan en el Mundial de pilotos en decimotercero y decimocuarto lugar, empatados a 18 tantos, lo cual ha dado lugar a algunas bromas entre ellos sobre quién quedará por delante. Alonso llegó a decir en Bakú que no le importaría ser superado por Sainz si al año que viene él estaba luchando por el título.

En Spielberg, Alonso espera mejorar respecto a Bakú, ya que este es un circuito más acorde a su MP4-31. “Necesitas buena tracción y una aerodinámica eficiente, cosa que tenemos. Por ese motivo espero que podamos ser más competitivos de lo que fuimos en Bakú – y espero tener una carrera más larga que el año pasado, ¡que se acabó en la primera vuelta!”, recordó, ya que en 2015 se quedó fuera a las primeras de cambio en un accidente con el Ferrari de Raikkonen.

Para este Gran Premio de Austria, el fabricante italiano Pirelli ha elegido los neumáticos blando, superblando y ultrablando, ya que el de Spielberg es un circuito con baja degradación y necesita el máximo agarre.

No obstante, todo puede cambiar si entra en escena la lluvia, más probable para los días de entrenamientos y clasificación que para la carrera, aunque también con opciones el domingo, en un circuito con protagonismo habitual de los coches de seguridad.

Síguenos por @800noticias