Rodríguez Chacín reiteró que asesinato de dirigente de AD pudo ser por sicariato | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

AVN.- El gobernador del estado Guárico, Ramón Rodríguez Chacín denunció que partidos como Acción Democrática, que tenía entre sus dirigentes a Luis Díaz, asesinado este miércoles, y Voluntad Popular mantienen vínculos con bandas criminales organizadas en esa entidad.

Indicó que Díaz, además de ser coordinador municipal de Acción Democrática (AD), había cumplido sentencia en la Penitenciaría General de Venezuela tras ser acusado de diversos actos delictivos y que, tras salir de prisión, continuó cometiendo crímenes como extorsión.

“Era seguido por los cuerpos de seguridad del Estado, y al mismo tiempo, tenía diferencias con delincuentes conocidos como Robert la Fresa y se asoció en la banda El Juvenal, vinculada en el asesinato del teniente coronel Ónix Requena —acto perpetrado en julio pasado— en Guárico”, explicó el gobernador, en rueda de prensa transmitida por VTV.

“Después de su sicariato, salió Ramos Allup ratificando que ese delincuente era un cuadro de ellos, de su organización, lo que demuestra que la delincuencia organizada está dentro de los cuadros de Acción Democrática”, indicó Rodríguez Chacín.

En sus declaraciones, refirió que Díaz perteneció a la banda de crimen organizado Los Plateados, y posteriormente se incorporó al grupo delictivo El Juvenal, que mantiene nexos también con el partido ultraderechista Voluntad Popular.

Al respecto, reiteró que el alcalde del municipio Chaguarama, Giovanny Salazar (VP), había vendido cinco fusiles a la banda de El Juvenal, y está relacionado con el asesinato del dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en la región José Coraspe.

“Demostré, entregué y lo tiene la Fiscalía General de la República, la comunicación, los mensajes que los asesinos convictos y confesos de ese asesinato mantenían con Giovanny Salazar”, manifestó el mandatario regional.

En cuanto al asesinato de Díaz, el gobernador de Guárico señaló que maneja dos hipótesis. La primera estaría relacionada con una campaña mediática emprendida por la derecha, con el fin de acusar a movimientos sociales del chavismo con actos violentos con el fin de generar un repudio de la opinión pública internacional, estrategia similar a la aplicada en torno a los sucesos de Puente Llaguno el 11 de abril de 2002.

“La otra hipótesis es que haya sido un ajuste de cuenta entre delincuentes y, como Voluntad Popular y Acción Democrática están rodeados de delincuentes, se ven involucrados en estos hechos de sicariato”, explicó Rodríguez Chacín.

Síguenos por @800noticias