Restos mortales de Mario Soares recibidos con aplausos para inicio de capilla ardiente | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencia Efe

Los restos mortales del expresidente portugués, Mário Soares, escoltados por una guardia de honor a caballo, fueron recibidos este lunes con aplausos por cientos de personas a su llegada al Monasterio de los Jerónimos de Lisboa, donde se ha instalado su capilla ardiente.

El cortejo con los restos mortales del dirigente socialista, cubiertos por una bandera de Portugal, fue recibido por el jefe del Estado, Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente del Parlamento, Eduardo Ferro Rodrigues, y la ministra de Presidencia, Maria Manuel Leitão Marques, en representación del primer ministro, António Costa, quien se encuentra de visita oficial en la India.

Al son de una marcha fúnebre y seguido por sus familiares, el féretro fue llevado hasta la capilla ardiente, que quedó instalada en la Sala de los Azulejos del monasterio y no en la iglesia, debido al carácter “laico” del expresidente, un rasgo que él mismo usaba para definirse junto al de “republicano” y “socialista”.

Junto a los restos de Soares se dispusieron, además de las ofrendas florales, las insignias que recibió en vida en reconocimiento por su dilatada carrera política.

Los ciudadanos podrán acercarse a la capilla ardiente hasta la medianoche de hoy y mañana por la mañana para rendir un último homenaje al que fue tres veces primer ministro y dos veces presidente de Portugal, además de una de las figuras políticas más queridas del país.

Prueba de ello fue el número de personas que, en plena jornada laboral, salieron a los balcones de sus oficinas o bajaron a la calle al paso del cortejo fúnebre de Soares, llevado en un carruaje tirado por cuatro caballos y rodeado de rosas blancas.

Durante el recorrido, ciudadanos y autoridades destacaron a los medios la importancia del expresidente en la llegada de la democracia a Portugal y su papel como fundador del Partido Socialista en la clandestinidad en 1973.

Mañana por la tarde, tras una sesión de homenaje, el cortejo fúnebre con sus restos mortales saldrá del monasterio en dirección al Cementerio de los Prazeres, donde tendrá lugar el funeral, el primero de Estado en Portugal desde la Revolución de los Claveles, en 1974.

La despedida de Mário Soares, fallecido este sábado a los 92 años, está acompañada de tres días de luto nacional que comienzan hoy y contará con honores de Estado en homenaje a su papel clave en la historia política de la democracia portuguesa. EFE

Síguenos por @800noticias