Abren juicio a periodista Lucía Pineda, otra víctima de la represión en Nicaragua | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Una periodista de nacionalidad nicaragüense y costarricense fue llevada hoy ante un juez de Nicaragua, tras haber sido capturada el viernes pasado por la Policía en su lugar de trabajo, el canal de televisión 100 % Noticias, crítico con el presidente Daniel Ortega.

“El régimen sandinista traslada hacia los juzgados de Managua a Lucia Pineda Ubau, jefa de prensa de 100% Noticias. Hasta el momento se desconoce de qué delitos inventados la acusarán”, informó la televisora en sus redes sociales.

Pineda fue capturada la noche del viernes en un operativo policial, en el que también se arrestó al matrimonio propietario del canal, Miguel Mora y Verónica Chávez, y a otros cuatro empleados.

Mora fue presentado ayer ante un juez de Managua y enfrentará cargos por “fomentar e incitar al odio y la violencia”, mientras que Chávez fue liberada de inmediato, y nadie sabe qué ha ocurrido con los otros empleados.

El traslado de Pineda hacia el Complejo Judicial de Managua ocurrió pocas horas después de que los manifestantes autoconvocados lanzaron en redes sociales la campaña “¿Dónde está Lucía Pineda?”, al amanecer de este domingo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha identificado acciones de este tipo, contra periodistas, ONGs y empresarios, como la más reciente etapa de “represión del Gobierno de Nicaragua”, y ha advertido que tiene pruebas de que en este país se practican “crímenes de lesa humanidad”.

La captura y presentación de la periodista ante la justicia se da en plena crisis sociopolítica de Nicaragua, que desde abril pasado ha dejado entre 325 y 545 muertos, 674 “presos políticos”, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

El Gobierno reconoce 199 muertos y 273 reos, que señala de ser “golpistas”, “terroristas” y “delincuentes comunes”.

La CIDH y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Ortega desconoce los señalamientos y afirma que venció un intento de “golpe de Estado”, pese a la falta de pruebas alegadas por la Acnudh y la CIDH.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se iniciaron el 18 de abril pasado, tras 11 años de Gobierno continuo, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, tras el saldo mortal de las manifestaciones.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias