Rectores rechazaron la usurpación de asignación de cupos universitarios | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), sostuvo este jueves una Asamblea General en Caracas, para abordar aspectos sensibles en el devenir del sector, tales como la inseguridad que afecta a las instituciones de enseñanza superior, la admisión y los cupos a las diversas alma mater del país, además del insuficiente presupuesto.
También la AVERU, llamó a una reunión general de la comunidad universitaria el próximo 18 de junio, en el Aula Magna de la UCV, en ruta al Parlamento Universitario. El ente aglutinará a todos los consejos universitarios, consejos de facultad, consejos de escuela, federaciones de centros de estudiantes, junto con los comandos intergremiales –empleados, obreros, para mostrar una expresión de la unidad universitaria en torno a la defensa de la institucionalidad.
El encuentro, que tuvo lugar en la sede de la Universidad Experimental Libertador, núcleo “Miguel Antonio Caro”, en Catia, contó con la participación de nueve representantes de los diez que fueron convocados -no asistió a la plenaria, por asuntos logísticos, la delegación de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) .
El rector de la Universidad de Los Andes (ULA) y vicepresidente de AVERU, Mario Bonucci, expresó, que junto con el tema de la violencia delictiva que ha perjudicado a la comunidad universitaria, “también mostramos nuestra preocupación por los estudiantes que están detenidos y que aún no tienen sentencia – por casos de conciencia política -, así como aquellos bachilleres que se encuentran virtualmente arrestados bajo régimen de presentación”. 
En torno a la materia de la convención colectiva única, en su segunda versión, en la reunión se conoció un informe jurídico de la Universidad Central de Venezuela el cual revela que buena parte del contenido de dicha contratación violenta los principios autonómicos definidos la Ley de Universidades y en la Constitución de la República. 
“Por esta razón, estamos solicitándole al ministro de Educación Superior que se concentre en los incrementos salariales y en los beneficios socioeconómicos y que el resto de la convención sea discutida con los naturales y que no violente la autonomía universitaria”, dijo el titular de la ULA.
Los rectores manifestaron que una de las causas preponderantes de la deserción y el ausentismo en el ámbito de la docencia universitaria es producto de la desesperanza por lo que está percibiendo un docente. 
“Un profesor está ganando menos hoy que en 1980-81, si lo llevamos, pues, a lo que significa su salario en dólares; un profesor que ganaba en esa época como asistente a tiempo completo 1200 dólares está ganando hoy, apenas, 60 dólares; entonces, no hay comparación: en vez de incrementarse el salario, en lugar de tener mejores condiciones de trabajo, ha ido mermando su calidad de vida”, manifestó Rául López Sayago, rector de la UPEL, agregando que en la actualidad un docente universitario dicta clases preocupado por saber lo que llevará a su casa para el sustento de la familia. 
En otro tópico debatido, el relativo a los cupos en las universidades, el rector de la ULA, calificó de “usurpación” el rol asumido al respecto por el sector oficial. “Recientemente, la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) y el Ministerio de Educación Universitaria asignaron el 100 % de las plazas que ofrecen nuestras instituciones, lo cual rechazamos por no ser una facultad de su competencia pues ello es tarea de los consejos universitarios. Además, el Consejo Nacional de Universidades había aprobado en mayo del 2008  que el 30 % de los cupos los asignaba la OPSU y que el 70 % los asignaban los mecanismos alternos de admisión de cada una de las universidades”, aclaró Mario Bonucci, informando que se estaba elaborando un documento para elevarlo a consideración del Consejo Nacional de Universidades (CNU).
A ello, su homólogo de la UPEL, López Sayago, explicó que la admisión a las universidades  los determinaban mecanismos con criterios científicos. “La universidad nunca querrá excluir a nadie, lo que buscamos es garantizar que una vez que se hace el ingreso exista la prosecución y el egreso; nada hacemos con ingresar una masa numérica muy grande si no consideramos eso. No todos pueden ser médicos, no todos pueden ser ingenieros ni docentes, por eso hay que revisar que las personas reúnan el perfil y las características para que se desarrollen con éxito en una carrera universitaria”, dijo.
Por su parte, el rector de la ULA, al referirse al tema del presupuesto, denunció la precariedad de los fondos con los cuales se cuenta. “Tenemos un presupuesto cada vez más disminuido, con perversiones, donde el 90 % se destina a gastos de personal y de funcionamiento. Es notable, asimismo, la obsolescencia en nuestros equipos, en nuestra infraestructura. Eso hace que nuestros profesionales tomen otros derroteros y que los jóvenes no quieran hacer vida académica con lo cual las universidades terminan siendo unos cascarones”, sentenció Mario Bonucci.
Síguenos por @800noticias