Real Madrid, Manchester y PSG negocian con Neymar | 800Noticias
800Noticias
Deportes

ABC

Criticado esta temporada en Barcelona, afectado por sus problemas judiciales, enfadado por los errores fiscales del Barcelona (y por los propios) al ejecutar su fichaje, Neymar no ha decidido todavía su futuro. No está contento con la gestión de su contratación y la crisis en la que se ha metido y le han metido.

El 3 de junio de 2013 firmó con la entidad azulgrana un «contrato de trabajo» de cinco años que no ha dejado de crearle dolores de cabeza a él y a su padre, Neymar da Silva Santos. Su club le ha presentado esta primavera una oferta de renovación que aumentaría su ficha de 9,18 a 14 millones anuales. Pero su padre, Da Silva Santos, y su representante, Wagner Ribeiro, le aconsejan aceptar una de las tres grandes ofertas que tienen sobre la mesa de su futuro, que le pagan más dinero que el equipo catalán y le colocarían en el primer nivel de cada plantilla. Son las propuestas del PSG, el Manchester United de Mourinho y el Real Madrid. Ribeiro da un paso más en su postura: «Neymar, vete al Real Madrid», donde sería valorado en la escala de Cristiano.

Neymar debe decidir si continúa en el Barcelona, a la sombra de Messi; si ficha por el Real Madrid, donde será valorado al nivel de Cristiano; o si se marcha al United o al PSG, donde será la figura
Su apoderado, que ya le trajo a Valdebebas cuando tenía catorce años, señala que la entidad madridista sería la mejor apuesta futbolística para el delantero. Primero, por la relevancia mundial del club, campeón de Europa por undécima vez. Y segundo, por la repercusión mediática, deportiva, publicitaria y económica del salto desde el Barcelona al Real Madrid. Un golpe que suscitaría también unos enormes ingresos para el futbolista por parte de sus patrocinadores.

Si es por dinero, el PSG

Económicamente, el París Saint Germain le ha presentado la mejor oferta: 18,5 millones netos anuales durante seis temporadas, más pluses que pueden elevar la cifra a 28 millones por temporada, sin contar las ganancias publicitarias. Si Neymar solo busca dinero, es la mejor opción. Incluso, el catarí Nasser Ghanim al-Kelaifi , presidente del equipo francés, amigo íntimo del jeque Sheikh Tanim bin Hamad Al-Thani, dueño del PSG, ha expuesto a papá Neymar que no le importaría esperar un año y fichar a su hijo en 2017, cuando solo le quede un año de contrato en el Barcelona. Esperar es un arte cultural de los árabes. Al-Kelaifi pide a Neymar atacar el fichaje ahora o retrasarlo un año con la condición de que no renueve por el Barcelona o en todo caso que no permita aumentar su cláusula actual, que asciende a 192 millones de euros.

La oferta del Manchester United es una ficha anual de 17 millones netos durante cinco campañas. Mourinho es la principal atracción de esta posibilidad de jugar en la Premier, otro reto que siempre gusta a los jugadores. Al entrenador luso le encantaría robar al Barcelona una figura que vive oscurecida bajo el yugo de Messi.

Papá Neymar sabe que el equipo inglés llevará a cabo una decena de contrataciones para salir de su crisis total y con el técnico portugués aspirarán a todos los títulos.

Pero la preferencia futbolística está definida: «Si te vas, es para marcharte al Real Madrid», le dice Wagner Ribeiro, su mentor desde hace una década. El representante le llevó a Valdebebas en 2006. El chaval de catorce años superó la prueba para entrar en las categorías inferiores del equipo español. Finalmente, no militó en la cantera blanca porque el cambio de vida, desde la ciudad de Santos a Madrid, sería demasiado fuerte para el chico. Y el Santos le abonó un millón de reales por su continuidad, 250.000 euros al cambio. Su sueldo en el equipo juvenil, a los 15 años, ya era de 10.000 reales al mes, 2.500 euros. Decidió quedarse en su club y en su nueva casa construida junto a Vila Belmiro.

Síguenos por @800noticias