Real Madrid espera terminar el trabajo ante la Roma sin sobresaltos | 800Noticias
800Noticias
Deportes

AFP

El Real Madrid, con la tranquilidad de la victoria 2 a 0 conseguida en la ida en Italia, recibe el martes a la Roma en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, la competición en la que el equipo parece haber apostado todas las opciones de salvar la temporada.

Tras la derrota en el derbi ante el Atlético hace poco más de una semana el entrenador Zinedine Zidane y la estrella Cristiano Ronaldo dejaron claro que la Liga española estaba prácticamente perdida y que la Champions era más que nunca un objetivo prioritario.

La ‘Undécima’, más que sueño, parece ahora una necesidad y el equipo blanco espera confirmar la reacción que parece haber experimentado tras el desastre ante el Atlético, con victorias ante el Levante (3-1) y, sobre todo, un impresionante 7-1 ante el Celta de Vigo el sábado en la 28ª jornada del campeonato nacional.

Pero el Barcelona, líder de la Liga, no pierde el ritmo y mantiene una ventaja de 12 puntos sobre el Real Madrid.

Zidane ha recordado que en la Liga de Campeones todo está abierto y quedan seis partidos hasta el título, los mismos que para el resto de aspirantes, por lo que la ilusión está en su punto maximo.

“Todos los equipos tienen las mismas opciones. Después, en el campo, hay que jugar los partidos para ser buenos y clasificar”, señaló el entrenador francés.

La Roma llegará al Santiago Bernabeu en un momento dulce, pero consciente de que la misión se presenta más que complicada.

El equipo de la capital italiana ha superado su crisis, que terminó con la etapa del entrenador francés Rudi Garcia y motivó el regreso de Luciano Spalletti. Ha servido de revulsivo y en la Serie A el equipo es tercero tras siete victorias consecutivas.

En la memoria reciente de los aficionados hay un precedente que sonríe a los italianos: fue en los octavos de final de la temporada 2007-2008, cuando la Roma, también entrenada por Spalletti, ganó 2-1 a los ‘merengues’ y les eliminó en esa ronda.

Zidane no podrá contar el martes con el francés Karim Benzema, que continúa lesionado en un muslo, pero sólo un desastre parece poder poner en riesgo la presencia del Real Madrid entre los ocho mejores.

La Roma, por su parte, confirmó el domingo la ausencia por lesión de su defensa alemán Antonio Rüdiger.

Una vez más, como en casi todas las grandes noches, las miradas se dirigirán hacia Cristiano Ronaldo.

El tres veces Balón de Oro se vio inmerso en los últimos días en una polémica por unas declaraciones en las que parecía reprochar a compañeros que no estuvieran a su mismo nivel, aunque él puntualizó luego que estaba lamentando las lesiones de hombres clave del plantel.

CR7 es el máximo goleador de la actual Champions (12 dianas) y de todos los tiempos en este torneo (89). El martes ante la Roma tratará de volver a demostrar el hambre ofensiva que ya dejó clara el sábado con cuatro goles al Celta.

Además de Cristiano, otro hombre se juega mucho el martes en el Bernabeu: el presidente Florentino Pérez, uno de los objetivos de las iras de los aficionados después de la derrota ante el Atlético.

A las dudas por los resultados se suma una serie de contratiempos que han enfadado a la hinchada: fichaje frustrado de David De Gea por documentación fuera de plazo, desastre ante el Barça en el Clásico (4-0), eliminación en la Copa del Rey por alineación indebida, sanción de fichar dictada por la FIFA en enero…

Pérez sustituyó al entrenador Rafael Benítez por Zidane a principios de este año 2016 y, salvo por el resbalón del derbi, el cambio parece haber sido positivo.

La calma en el Bernabeu es muy inestable y una nueva decepción puede ser la chispa que enciende un gran fuego en la Casa Blanca.

Síguenos por @800noticias