Razones por las que no debes usar pastillas para adelgazar | 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

800 Notcias

El sueño de muchas personas es perder peso sin esfuerzo ni dieta. Es por esto que tanta gente recurre a las “milagrosas” pastillas que te hacen adelgazar rápidamente, sin dietas ni ejercicios. Conoce los 5 peligros causados por estas píldoras.

Algunos de los daños

Antes que nada, la mayoría de estas pastillas no están aprobadas por agencias reguladoras como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, ya sea por no cumplir los resultados que aseguran o por poseer ingredientes que no están comprobados científicamente.

Problemas digestivos y estomacales al igual que la falta de absorción de nutrientes son algunos de los efectos de las pastillas bloqueadoras de grasa, que debido a sus componentes pueden producir diarrea, dolores abdominales e inflamación estomacal.

Otros de los riesgos se deben a los estimulantes incluidos en ciertas pastillas para aumentar la energía de los consumidores y los supresores de apetito. El problema es que generalmente estos componentes no son ni siquiera avalados por agencias reguladoras por lo que resultan peligrosos para la salud.

Taquicardia, elevación de la presión arterial, insomnio, mareos y hasta accidentes cardiovasculares son algunas de las consecuencias por consumir estas pastillas adelgazantes no avaladas por las asociaciones correspondientes.

Deshidratación

Otro de los efectos secundarios de las pastillas para perder peso es la deshidratación, pues además de provocar diarrea, muchas tienen diuréticos que nos hacen perder líquidos. Si no estamos conscientes de la pérdida de líquidos y procedemos a aumentar el consumo de agua, esto generará una deshidratación severa en nuestro organismo causando cansancio y somnolencia.

Algunos componentes como el ‘dinitrofenol’ que está presente en pastillas quema grasas, están prohibidos por la FDA y la Organización Mundial de la Salud (OMS) por causar efectos secundarios graves que incluso han generado en fallecimientos. Sin embargo, se han seguido vendiendo a través de Internet y, por desconocimiento, personas continúan comprándolas.

Efecto rebote

Otras de las consecuencias más conocidas de las pastillas adelgazantes es el “efecto rebote”, que debido a la rápida pérdida de peso y a que las personas no mejoran sus hábitos alimenticios ni se ejercitan, el cuerpo entra en un estado de “ahorro” en el que acumula todas las calorías posibles almacenándolas en caso de emergencia.

Al momento de abandonar las pastillas, las personas suelen comer nuevamente como lo hacían antes, así el cuerpo retiene gran parte de las calorías y el metabolismo trabaja lentamente, causando un severo aumento de peso de manera rápida, conocido como “efecto rebote”.

Componentes aceptador por la OMS

Únicamente existen tres componentes adelgazantes aprobados por la OMS y otras organizaciones internacionales de medicamentos. Estos son: el rimonabant, el orlistat y la sibutramina. Sin embargo estos solo pueden ser recetados por un médico especialista luego de examinar la condición del paciente.

Debido a los diversos efectos secundarios que pueden generar las pastillas adelgazantes, los médicos recomiendan visitar a un nutricionista para iniciar un plan de alimentación ajustado a la medida del paciente y la práctica regular de ejercicios, logrando un cambio en los hábitos de vida que permitan perder peso sana y duraderamente.

Fuente Culturizando.com

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias