Raúl Castro afirma que el proceso de paz de Colombia “no tiene vuelta atrás” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente cubano, Raúl Castro, afirmó que el proceso de paz de Colombia “no tiene vuelta atrás” y consideró como un paso de avance “decisivo” el acuerdo firmado hoy en La Habana para el alto el fuego bilateral y definitivo y otros aspectos sobre el fin del conflicto armado en ese país.

“Los trascendentales acuerdos que hoy se han anunciado por la mesa (de negociaciones de paz) nos acercan como nunca antes al fin del conflicto armado que por mas de cinco décadas ha sufrido el hermano pueblo colombiano”, señaló Raúl Castro durante la ceremonia en la que jefes negociadores del Gobierno de Colombia y la guerrilla FARC sellaron el nuevo pacto.

El mandatario de Cuba señaló que la decisión de las partes de firmar hoy compromisos de alto el fuego y cese de hostilidades bilateral y definitivo, dejación de las armas y garantías de seguridad representa un “paso de avance decisivo”.

“La paz será la victoria de toda Colombia pero también de toda nuestra América. La Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) tiene en su joven historia el gran hito de la proclamación de esta región como zona de paz”, añadió.

Cuba junto a Noruega ha ejercido como garante del proceso de negociaciones de paz colombiano que se instaló con sede permanente en La Habana desde noviembre de 2012.

“El fin del conflicto armado en Colombia será una nueva demostración del firme compromiso de nuestros pueblos contra el uso y amenaza del uso de la fuerza y a favor de la solución pacífica de controversias”, resaltó.

Asimismo indicó que “ante las diferencias: diálogo; ante los retos: concertación”.

Asimismo ratificó que “el compromiso del pueblo y Gobierno cubanos por la paz de Colombia ha sido y será permanente” y aseguró que Cuba en su condición de garante y sede de estas conversaciones seguirá brindando las “facilidades necesarias” y contribuyendo en “todo lo posible al fin del conflicto con modestia, discreción y profundo respeto” a las posiciones de las dos partes.

“El logro de la paz en Colombia será también esperanza para millones de personas en el planeta cuya principal preocupación sigue siendo la supervivencia, en un mundo convulsionado por la violencia y las guerras”, recalcó Raúl Castro.

Concluyó con una felicitación para el Gobierno de Colombia y las FARC y resaltó que ambas partes han trabajado “sin descanso, con seriedad y compromiso para lograr los cruciales avances anunciados hoy”.

No obstante, consideró que aún quedan “importantes y difíciles” cuestiones pendientes en la mesa de conversaciones, pero se declaró “optimista” y “convencido” de que el futuro de Colombia “será la paz”.

Según un comunicado leído en el acto de La Habana, sobre el alto el fuego bilateral ambas partes han acordado elaborar una hoja de ruta que contenga los compromisos mutuos para que en un plazo máximo de 180 días desde el acuerdo final de paz haya terminado el proceso de dejación de armas.

El acto para oficializar el acuerdo estuvo encabezado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y por el máximo líder de las FARC, alias “Timochenko”.

Además, entre los numerosos asistentes estuvieron seis presidentes latinoamericanos, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, los presidentes del Consejo de Seguridad, Francois Delattre, y de la Asamblea General de esa organización, Mogens Lykketoft, y los enviados especiales de Estados Unidos, Bernie Aronson, y de la Unión Europea, Eamon Gilmore.

Síguenos por @800noticias