Rajoy defiende la gestión de su Gobierno para evitar que “liquidaran” la unidad de España | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy defendió este miércoles la gestión de su Ejecutivo ante el intento secesionista catalán en octubre de 2017 y aseguró que nunca hubiera permitido un referéndum “para liquidar la unidad de España.

“Es el pueblo español el que decide lo que es España, y no los representantes de una comunidad autónoma, ni el Gobierno de España ni las Cortes Generales. Eso quedó medianamente claro desde el primer momento”, dijo Rajoy en su declaración ante los magistrados del Tribunal Supremo español.

Rajoy, que presidió el ejecutivo español de 2011 a 2018, declaró este miércoles como testigo en el juicio que se desarrolla en el Alto Tribunal español contra 12 líderes independentistas que participaron en aquellos hechos, que están acusados de delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

En su declaración, aseguró que las autoridades del Gobierno regional catalán eran “plenamente conscientes” de que “no iba a autorizar un referéndum para liquidar la soberanía nacional ni la unidad de España“.

Rajoy (PP, centroderecha) explicó, que en aquellos días se dirigió a los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont para dejarles claro que, “mientras fuera presidente de España, no habría referéndum para liquidar la soberanía nacional ni la Constitución de un país”.

Ellos, dijo, “eran plenamente conscientes” de su postura, pues “desde el primer momento” por lo que “no ha habido ningún acuerdo, ni siquiera conversaciones para llegar a un acuerdo”.

También manifestó que siempre estuvo abierto al diálogo pero que, “si de lo único que se quiere dialogar, es de cómo se liquida la soberanía nacional, lisa y llanamente eso no era posible”.

“Se puede arreglar todo pero no se puede arreglar la liquidación de la ley y de la Constitución”, señaló.

Rajoy recordó que estaba “seriamente preocupado” por los acosos a policías y guardias civiles en Cataluña, además de a alcaldes no independentistas, que se produjeron en los días anteriores a la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español.

Manifestó que lo que se hizo desde su Ejecutivo ese día fue dar cumplimiento a las resoluciones judiciales para que se cumpliera la ley.

“Y se cumplió la ley, porque la Junta Electoral Central dijo que no se había celebrado el referéndum”, remarcó.

Respecto a los incidentes que se produjeron con la Policía en los accesos a los centros de votación, dijo que lo lamentó “muchísimo”, pero culpó a las autoridades del Gobierno regional catalán por su responsabilidad al llamar a votar a la gente.

“La responsabilidad de los dirigentes políticos está en evitar que se produzcan acontecimientos como estos”, subrayó.

Rajoy justificó su decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución española, por el que el Gobierno español asumió las competencias de las instituciones autonómicas catalanas, por la “excepcional” situación que se vivió en Cataluña entre septiembre y octubre de 2017.

También defendió su aplicación frente a declarar el estado de sitio o de excepción, ya que el 155 era “mucho más operativo y más justo”.

En ese mismo sentido se manifestó la que fuera su vicepresidenta en el Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, quien también declaró como testigo en la jornada de hoy.

Sáez de Santamaría destacó que en Cataluña hubo numerosas “actuaciones violentas” y “acoso masivo, generalizado y sistemático” durante esos días, de los que responsabilizó a los líderes independentistas por sus llamamientos a incumplir la ley.

La exvicepresidenta hizo una férrea defensa de la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad desplegados en Cataluña con motivo del referéndum ilegal, cuya “profesionalidad y prudencia”, dijo, evitó un mal mayor.

Al igual que Rajoy, aseguró que el diálogo era imposible cuando lo único que se planteaba era un referéndum de autodeterminación.

“Si eso se quiere hacer hay que reformar la Constitución”, pero “nunca se me planteó abordar una convocatoria a través de los cauces constitucionales”, dijo en referencia a la tres reuniones que mantuvo con el entonces número dos del Gobierno autonómico catalán, Oriol Junqueras, uno de los encausados.

Rajoy y Santamaría fueros los dos principales testigos de la sesión de este miércoles del juicio, en el que también compareció, entre otros el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias