¿Qué tan peligrosos son los golpes de cabeza en niños? | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Correo del Perú

Los golpes de cabeza reiterativos que se producen por maltrato familiar resultan ser más intensos e incrementan las posibilidades de presentar secuelas de gran impacto en su vida.

Es común que bebés y niños sufran golpes de cabeza a lo largo de su proceso de crecimiento y desarrollo, generalmente estos suceden durante las horas de juego, dentro de casa, en el nido o colegio o en los diversos lugares en los que se encuentre. Por ello, es importante destacar que ningún impacto en la cabeza es insignificante, siempre es necesario prestarle la mayor atención.

La mayoría de golpes en la cabeza en bebés y niños no va más allá del llanto o presenta algún hematoma, más conocido como ‘chichón’; sin embargo, no ocasionan secuelas en su desarrollo psicomotor posterior. No se debe asociar con mal rendimiento escolar, mala memoria del menor o ciertas dificultades que podrían atribuirse con el tiempo.

Otro dato importante que se debe considerar es que el golpe no conlleva a una fractura en el hueso del cráneo o de la cara. Si no hubiera fractura, entonces quien está a cargo del cuidado del niño debe inmediatamente colocar una bolsa de hielo en el lugar del golpe o en el hematoma, que permitirá la reducción del chichón y del dolor con el pasar de las horas. Si no ocurriese la reducción del chichón o hay fractura, entonces es necesario llevarlo al servicio de emergencia para los estudios pertinentes.

José Saavedra Leveau, cirujano de cabeza, indicó que los síntomas y signos de alarma podrían variar según la intensidad y localización del golpe, por ello es importante conocerlos para saber cuándo acudir a un servicio de emergencia:

* Dolor: Si el niño sigue quejándose de dolor transcurridas las primeras 6 horas del golpe es necesario ir al servicio de emergencia para la evaluación inmediata.

* Náuseas y Vómitos: Cuando se producen náuseas y vómitos de forma explosiva y estos se presentan minutos u horas después del golpe.

* Falta de atención: Si el niño se muestra desorientado inmediatamente después del impacto; si presentase visión borrosa o doble, si manifiesta debilidad, adormecimiento, temblores, convulsiones o pérdida de conciencia, también hay que acudir a la emergencia.

* Sangrado: Ya sea en la zona del golpe o la aparición de sangrado por la nariz, oídos y boca producto del impacto.

* Sueño: En el caso de la presencia de somnolencia de manera persistente que implique que el niño se duerme tras el golpe y sólo despierte con estímulos como movimientos o llamados por su nombre, también es importante la pronta evaluación de un médico.

“Hay casos en los que el niño se golpea en la noche y ya es su hora de dormir. En esos casos, no es necesario mantenerlo despierto, podría dormir a la hora habitual, pero sí es recomendable despertarlo cada dos horas para hacerle preguntas simples y probar su conciencia y orientación”, recomendó el Dr. Saavedra.

Todo golpe de cabeza que no sea atendido de forma adecuada podría tener secuelas importantes a lo largo de los años, como la Epilepsia, Parkinson y Alzheimer. “Los golpes según la zona de la cabeza que afecten, pueden generar cambios en el comportamiento o en la forma de ser de la persona, en la comunicación y/o pueden causar desmayos o alteraciones en los movimientos como temblores, inseguridad e inestabilidad al caminar”, sostuvo el cirujano de Cabeza y Cuello.

Finalmente, Saavedra destacó que los golpes de cabeza reiterativos no sólo se pueden producir durante las horas de juego, también ocurren por maltrato familiar, resultando ser más intenso e incrementando las posibilidades de presentar secuelas de gran impacto en su vida.

Síguenos por @800noticias