Psuv no aguantó la presión de la nueva AN | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Mildred Manrique. Este 5 de enero será recordado como un día histórico en el que la oposición venezolana se impuso en la instalación de la nueva Asamblea Nacional (AN), y el oficialismo no aguantó la presión. Bastaron solo dos horas de sesión para que la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) encabezada por Héctor Rodríguez se retirará del Hemiciclo.

El día comenzó con varias estaciones del Metro cerradas: La Hoyada, Teatros, Nuevo Circo Parque Carbobo y Bellas Artes. La oposición marcharía hasta la AN para acompañar a sus diputados. Sin embargo, la gente llegó hasta el punto de concentración en La Hoyada y se acercó lo más que pudo hasta los alrededores del Palacio Federal Legislativo. Todo el centro de Caracas estaba militarizado desde el domingo en la noche.

Por su parte los seguidores del gobierno de Nicolás Maduro también se concentraron en la plaza Bolívar. Incluso marcharían también, pero el Ejecutivo perdió la calle. No habían más de 100 personas al principio y luego quizás 500. Ya no es como antes que arropaban hasta la avenida, o como sucedió en el 2011 en la instalación de la AN con mayoría chavista de 98 diputados.

Los perímetros de seguridad abarcaban hasta 2 cuadras bordeando la Asamblea. La Guardia y la Policía Nacional Bolivariana con sus equipos antimotín resguardaban la zona. La esquina de Pajaritos fue la más concurrida; por allí entraban casi todos los diputados, salvo “los chivos”, entre ellos Diosdado Cabello, expresidente de la AN, y “la primera combatiente”, Cilia Flores que llegaron directo en dos camionetas negras blindadas.

Personalidades polémicas como Hugo “el pollo” Carvajal pasaron por el piquete de seguridad de Pajaritos. Allí se encontraban todos los medios nacionales e internacionales que esperaban para ingresar al Parlamento. Era una multitud, también habían seguidores de la Mesa de la Unidad, y comenzaron a gritarle “narcotraficante a Carvajal.

Fueron horas de tensión. Simultáneamente por la esquina Oeste de la Asamblea estaban intentado pasar otros diputados de la Unidad. El diputado electo por el estado Anzoátegui, José Brito, denunció que agredieron a las diputadas mujeres y que los hombres presentes, “recibieron golpes y empujones por parte de los funcionarios de la Policía Nacional”, dijo ante algunos medios.

Luego de este incidente, los diputados ingresaron. La prensa seguía esperando impacientemente. Desde un edificio administrativo de la AN lanzaron un avión de papel con un mensaje escrito en computadora: “dejen entrar a todos los medios de comunicación”, rezaba. Un GNB informó que a partir de las 10:00 am podrían ingresar y la sesión comenzaba a las 11:00 am. a un cuarto para las diez comenzamos a ingresar en medio de un tumulto y empujones desesperados entre reporteros, camarógrafos y periodistas: era un día muy esperado en el que después de 17 años estaríamos de vuelta informando desde el salón de sesiones.

El sistema nacional de medios públicos si estuvo dentro de la AN desde muy temprano. Sorpresivamente todos los canales de televisión que hasta el 4 de enero tenían censurada a la oposición, trasmitieron en vivo lo que acontecía. Por fin entramos, y en el patio del Palacio estaban todos los diputados de la oposición y algunos invitados especiales como el expresidente de Colombia, Andrés Patrana, los gobernadores, Henrique Capriles (Miranda) y Henri Falcón (Lara), así como otra veintena de figuras representativas de la Unidad Democrática.

asamblea-nacional67

Por primera vez se pudo entrevistar a quien quisiera sin ningún tipo de freno. Era otro ambiente. La cara de alegría de los parlamentarios nunca se borró. “Volvieron los medios, como lo prometimos”, gritaban algunos. Muchas “selfies” se tomaron desde los periodistas hasta los diputados. Pasadas las 10:25 am comenzaron a llegar los colegas del Psuv.

Se veían tranquilos, con media sorinsa. Cilia Flores no quiso responder preguntas sobre los “narcos sobrinos”. Cabello fue un poco más accesible en esta oportunidad pese a que tenía un anillo de seguridad de 16 funcionarios de la AN. Pedro Carreño fue lo contrario “no voy a declarar”, dijo con cara seria.

Una vez dentro del salón de sesiones, algunos reporteros pudimos pasear por los currules. Sobre ellos hay dos palcos: uno para los invitados y otro para la prensa.  los 167 puestos tenían sus portanombres. La bancada opositora por primera vez en 17 años ocupaba 112 puestos, mientras el oficialismo con 55, quedando todos, sin excepción, abajo y a la izquierda. Los cuadros del expresidente Hugo Chávez y el Libertador Simón Bolívar ya no estaban. El Psuv se los llevó al igual que terminó desmantelando el canal ANtv. La MUD llevó su propio canal de transmisión por internet.

Se vieron algunos estrechones de mano, Disodado Cabello con Henry Ramos, por ejemplo. Héctor Rodríguez con Miguel Piazarro y Stalin González. Todo parecía que empezaría bien, pero no fue así.

Ya eran las 11:15 de la mañana y la gente estaba desesperada por entrar. Se sobrepasó la capacidad de los palcos, lo cual era un riesgo de desplome, pero finalmente se podo controlar la situación un poco.  A las 11:33 había 30 minutos de retraso. La sesión debió comenzar a las 11:00 am según el Reglamento de Interior y Debate, pero no fue hasta las 11:50 minutos que arrancó.

CX_8RBwWYAAbfLCCX9-6txWkAAEd8h

La conocida como “Caperucita Roja” estaba en el Hemiciclo con una pancarta: “bastante ovarios hay aquí”, decía.  Mientras, Lilian Tontori la esposa de Leopoldo López subió al palco de la direrectiva y mostró su pancarta: “Amnistía ya”, posando así para todos los medios. la acompañaban algunos diputados de Voluntad Popular; todos fueron vestidos de liquiliquis blancos y negros.

Consignas iban y venían de lado y lado. Era una fuerte algarabía entre diputados. “Asesinos”, “gritaban los del Psuv. “Ahí están esos son, los que roban la Nación. Si se pudo, somos 112”, les respondían sus adversarios, recordando que son mayoría.  Cilia Flores lo que hizo fue hablar por el teléfono. El diputado Americo De Grazia le recordó que “es indignante tener un Ejecutivo que entrega pasaportes diplomáticos para que trafiquen con droga”. A Pastrana, un grupo de agitadores, invitados por el Psuv lo insultaron. El expresidente les sonreía.

Empezó la sesión. El diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Héctor Agüero, el de mayor edad dirigió la apertura, según lo establecido en el Reglamento. Luego se procedió a verificar las credenciales de cada parlamentario, para posteriormente pasar a proponer y elegir la conformación de la nueva directiva, ya que la Comisión Preparatoria solo le correspondía la instalación. Pedro Carreño estaba a cargo del chequeo.

Pasaron 20 minutos y Carreño informó que los 4 de Amazonas no se podrían juramentar por la orden del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). La oposición lo pitó. Afirmaron que lo harán luego. El Psuv no propuso a nadie para la directiva. Omar Barboza por la MUD fue el primero en tomar derecho de palabra a las 12:27 del mediodía. Agradeció a los asistentes y celebró lo que sucedía. Sin embargo, Agüero le sonó el timbre y le cortó el audio porque se excedió de los 3 minutos correspondientes.

El turno siguiente para Héctor Rodríguez, jefe de fracción del Psuv. Se tomó más de los 3 minutos para decir improperios  y rechazar la directiva propuesta por la oposición, y denunció el regreso del “Pacto de Puntofijo” a la AN. La bancada de la MUD gritaba “se pasó el tiempo”. Luego, Agüero no quiso juramentar a Ramos Allup, tras la votación de 109 diputados que lo llevaron a la presidir la AN. El mismo se juramentó y luego lo hizo con el primer vicepresidente, Enríque Márquez de la fracción de UNT. Prosiguió con Simón Calzadilla de Movimiento Progresista para la segunda vicepresidencia.

Sin embargo, vale recordar que en el 2011, la diputada Cilia Flores, hizo lo mismo al tomar el cargo de presidenta del Parlamento y juramentarse ella misma.

Newly elected opposition deputy Julio Borges (C) and governement deputy Hector Rodriguez (2nd L) argue during the new parliament's swearing-in ceremony in Caracas, on January 5, 2016. Venezuela's President Nicolas Maduro ordered the security forces to ensure the swearing-in of a new opposition-dominated legislature passes off peacefully Tuesday, after calls for rallies raised fears of unrest. AFP PHOTO/JUAN BARRETO / AFP / JUAN BARRETO

Quedaba pendiente el secretario y subsecretario. Aquí se armó la primera tángana. Ahora el Psuv si quería postular. Carreño vuelve a tomar la palabra. Ramos Allup ya estaba en la silla presidencial de la AN. El diputado solo tomó el micrófono para atacar a sus adversarios.

Quedaba pendiente el secretario y subsecretario. Aquí se armó la primera tángana. Ahora el Psuv si quería postular. Carreño vuelve a tomar la palabra. Ramos Allup ya estaba en la silla presidencial de la AN.  “Le queda un minuto diputado para postular. Ahora el tiempo lo llevo yo”, le dijo Allup. Risas y gritos de apoyo retumbaron el salón.

Finalmente, fueron escogidos Roberto Marrero y José Luis Cartaya, ambos de la MUD para estos cargos respectivamente. Ninguno es diputado, ya que el Reglamento lo prohíbe.

The new president of the Venezuelan parliament, Henry Ramos Allup (R), takes the oath from first vice president Enrique Marquez, during the swearing-in ceremony in Caracas, on January 5, 2016. Venezuela's President Nicolas Maduro ordered the security forces to ensure the swearing-in of a new opposition-dominated legislature passes off peacefully Tuesday, after calls for rallies raised fears of unrest. AFP PHOTO/JUAN BARRETO / AFP / JUAN BARRETO

Ramos Allup llama a Julio Borges, jefe de fracción de la Unidad para ofrecer un discurso en el palco de la directiva. Héctor Rodríguez esperó que arrancara para interrumpirlo subiéndose al podium. “Eso no está permitido. Lean el Reglamento”, le gritaba. Se armo una trifulca. Pizarro subió al igual que otros parlamentarios para evitar el despelote y agresiones. El comportamiento de la oposición en se mantuvo pacifica, salvo con el diputado Juan Requesens que se alteró y perdió la cordura frente al Psuv. Este episodio duró 10 minutos.

El oficialismo por ordenes de Cabello se retiró del salón argumentando que se estaba violando el Reglamento de Interior y Debate. La actividad continuo con el discurso de Borges en medio de una encendida algarabía, y luego finalizó Ramos Allup. Ambos prometieron aprobar la ley de Amnistía cuyo proyecto ya está listo, frenar el gobierno de Maduro en 6 meses y trabajar por el pueblo con el apoyo de pensiones, otorgando títulos de propiedad y elevando la producción nacional, como prioridad.

Todo terminó en calma pasadas las 2 de la tarde, pues la instalación duró 3 horas. Antes de retirarse del Hemiciclo, quedó registrada la histórica fotografía de los 109 diputados de la MUD en el patio del Palacio Federal Legislativo. Al fondo se observaban dos gigantografías de Chávez que fueron retirada la mañana de este miércoles por el nuevo presidente de la AN.

Diputados de la MUD juramentados este martes 5 de enero

Dos heridos. 

Mientras se desarrollaba la sesión de la Asamblea Nacional, dos reporteros gráficos resultaron heridos cuando cubrían lo que sucedía en los alrededores de la AN. Unos colectivos los golpearon en el rostro. Ellos salieron corriendo porqué afirman que los seguidores del gobierno “estaban armados”. “Pero la PNB nos prestó apoyo y eso para mi fue sorprendente”, relató a 800Noticias, Eduardo Ríos, uno de los mas afectados.

CYAAN8IWcAA4J7v

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos por @800noticias