Progreso Social exhorta al gobierno a ser agente de unidad en la Cumbre de Las Américas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Caracas

Luis Velásquez, Presidente Nacional del partido Progreso Social, aseguró que el gobierno presidido por Nicolás Maduro debe comportarse como un agente de unión latinoamericana en la Cumbre de las Américas en Panamá, apartando la diatriba con los Estados Unidos de América y aquellos que difieren de su pensamiento político.

El líder de Progreso Social cuestionó la actitud previa a la instalación de la Cumbre por parte del gobierno venezolano, quien ha insistido en declarar reiteradamente sobre la orden ejecutiva estadounidense sobre nuestro país. “Venezuela pudiera ser catalogada como el país aguafiestas de la Cumbre de las Américas, porque a pesar de que vivimos una crisis social, económica y política, se ha apelado a una guerra de micrófono, implementando nuevamente una torpe estrategia internacional”, señaló.

Velásquez dejó claro que la iniciativa que llevó a la reunión de la Canciller Delcy Rodríguez con el representante del gobierno de los Estados Unidos de América, Thomas Shannon, fue tomada por la gestión de Maduro. “Ese acercamiento fue la respuesta a una comunicaciones que se establecieron desde Venezuela y a pesar de haberse concretado, volvió Maduro a lanzar dardos de nuevo”.

Planteó la necesidad para el bien de toda la nación de buscar solidaridad en ese escenario internacional para tratar de emprender soluciones a los problemas económicos y políticos del país. “Le pedimos al gobierno que no vaya a poner la torta en la Cumbre de las Américas, el plan debe ser conseguir aliados para mejorar la calidad de vida de los venezolanos y acabar con la confrontación. Que seamos un instrumento de unión, no bajo la imposición petrolera, sino con un proceso democrático en el cual se respeten los derechos humanos”, dijo Velásquez.

Fustigó además la campaña de recolección de firmas contra el decreto de Barack Obama, señalando que no sólo se convirtió en una campaña de propaganda permanente muy costosa, sino que además paralizó a la mayoría de las oficinas públicas. “Se invirtieron nuestros recursos en una recolección de firmas que sabríamos que no llegaría a ninguna conclusión concreta, y que además trajo consigo que los funcionarios públicos se distrajeran de sus obligaciones”.

Rechazó este esquema, el cual rechazó además por el reconocimiento de que esas rúbricas reposarán en nuestro territorio.

“No podemos seguir montando fronteras ideológicas, para muestra ese acercamiento histórico que se está produciendo entre Cuba y Estados Unidos”, concluyó.

Info de Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad

Síguenos por @800noticias