Primer día para el príncipe Guillermo como piloto de helicóptero-ambulancia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Londres, Reino Unido | AFP | El príncipe Guillermo de Inglaterra, segundo en la línea de sucesión al trono británico, comenzó su nuevo empleo como piloto de helicóptero-ambulancia, asegurando en una entrevista que le gusta “hacer malabarismos” entre sus obligaciones reales, su familia y su oficio.

“Hacer un trabajo como este vale la pena y para mí, hay una parte de deber en esta función”, declaró en una entrevista a la BBC al inicio de su nuevo empleo como piloto en el organismo caritativo “East Anglian Air Ambulance” (EAAA), basado en el aeropuerto de Cambridge.

Llegado a las 07H00 (06H00 GMT), fue enviado a su primera misión de rescate a las 09H20.

El prícipe aseguró que estaba “terriblemente emocionado” por sus nuevas funciones, así como por su nueva vida familiar a cuatro, tras el nacimiento el dos de mayo de la princesa Carlota.

Calificándola de “pequeña joya llegada del paraíso”, reconoció que “al mismo tiempo, conlleva muchísima responsabilidad, sobre todo cuando está cerca Jorge, que a veces es un pillastre”.

Interrogado sobre las posibles dificultades de conjugar su oficio y sus obligaciones reales, dijo que en este momento hace “malabarismos entre los dos y una familia con dos niños pequeños”. “Me gusta y me gustan los desafíos pero es inevitable que en un cierto punto se haga complicado”, admitió.

El duque de Cambridge dejó el ejército en septiembre de 2013 tras siete años de servicios, de los cuales pasó los tres últimos como piloto de un helicóptero de salvamento en la base de la Royal Air Force, en la isla de Anglesey, en Gales.

El palacio de Kensington, que lleva la comunicación del príncipe, indicó que Guillermo dispondría de horarios compatibles con sus compromisos reales, en un momento en que su abuela, la reina Isabel II, tiende a delegar cada vez más.

El palacio añadió que Guillermo donaría todo su salario (40.000 libras anuales, según la prensa británica, unos 55.000 euros) a la EAAA, financiada en su totalidad por donaciones.

El heredero aseguró que intentaba “ser un buen tipo, alquien que intenta hacer lo que puede… alguien respetable”.

Síguenos por @800noticias