Maduro entregó 135 viviendas en Margarita | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Caracas

AVN.-Este jueves, el presidente de la República, Nicolás Maduro, entregó 135 viviendas en el Nuevo Urbanismo Comunitario Francisco de Miranda, en el estado Nueva Esparta, urbanismo construido por las manos de las manos del pueblo de esa entidad y apoyado por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Las viviendas forman parte de la primera etapa de este proyecto urbanístico, que incluye tres canchas deportivas, un parque biosaludable, un anfiteatro y un huerto organopónico que es administrado y trabajado por la misma comunidad. El Frente Francisco de Miranda ha dado la instrucción necesaria al poder popular para hacer realidad el nuevo urbanismo.

En cadena nacional de radio y televisión, el Mandatario Nacional informó que la construcción de cada vivienda está valorada por los 156.000 bolívares, y que la cantidad formaba parte de la inversión que el Estado venezolano realiza para el incremento de la calidad de vida de su pueblo.

“Las viviendas se construyen con manos obreras, para la comunidad, para la familia venezolana, para el pueblo”, expresó el Jefe de Estado al inicio de la actividad, en compañía de la primera combatiente de la República, Cilia Flores, y demás funcionarios de Estado.

El Presidente llamó a voceros de la comunidad a que narraran su experiencia en la construcción de estas viviendas, en su mayoría multifamiliares, que desde este jueves son un hogar digno para el crecimiento de niñas y niños y para la unidad familiar.

Una de las voceras convocadas por el Jefe de Estado fue Osly, una mujer de más de 30 años de edad, que reconoció que gracias a la Gran Misión Vivienda Venezuela aprendió a cómo construir una casa, con el apoyo de expertos y voluntarios.

“¿Cómo aprendiste a pegar bloques?”, le preguntó el Jefe de Estado a Osly, quien respondió: “Aquí aprendí a pegar bloques. Aquí aprendí a construir mi propia casa, y ese es el proceso más hermoso que puede existir”, señaló la mujer, en compañía de otros compañeros.

Alexandra, de 26 años de edad y vocera de la comunidad, también compartió su experiencia: “Yo me inscribí en la Gran Misión Vivienda con la esperanza de recibir mi casa. En el 2013 me llamaron y me citaron para participar en este proyecto. Todo esto estaba vacío, pero el Frente Francisco de Miranda nos integró en la construcción de la vivienda, haciendo trabajos voluntarios los fines de semana”, explicó.

Indicó, además, que los “vecinos constructores”, nombre con el cual la comunidad ha decidido identificar a sus habitantes, han encontrado nuevas estrategias de organización a través del Registro Nacional Viviendo Venezolanos, programa creado por el Gobierno Nacional para potenciar las capacidades del pueblo que convive en los urbanismos creados por la GMVV, y trasladar estas experiencias a las misiones.

600 terrenos para intervenir 

Durante el acto, el Presidente llamó a las familias que ya forman parte del Registro Nacional de Viviendo Venezolanos, para que al igual que el Nuevo Urbanismo Comunitario Francisco de Miranda, se sumen a la tarea de intervenir 600 terrenos —ya identificados y examinados por el Gobierno Nacional— donde las manos del pueblo podrán seguir construyendo viviendas dignas.

“Ha llegado la hora de un gran salto —y ese salto— sólo lo podremos dar con las manos del pueblo, que trabaja, que crea, que construye”, expresó el Jefe de Estado, al tiempo que llamaba al poder popular organizado a “acelerar y multiplicar la producción de viviendas”.

“Hacemos un gran llamado a todos los viviendo venezolanos, a las comunidades, a acelerar, a multiplicar la construcción, en más de 600 terrenos ya examinados en el país. Quiero pronto un acto donde le podamos entregar esos 600 terrenos a las comunidades, para iniciar la construcción de miles de viviendas con las manos del pueblo, porque el pueblo que construye con sus manos valora lo que está haciendo”, expresó el Presidente.

Asimismo, valoró que el hombre y la mujer revolucionaria que participa en la construcción de una vivienda, adquiere con ello nuevos valores, compromiso, y se acerca a las necesidades del pueblo.

“Quien construye asume responsabilidades, adquiere disciplina, hace las cosas con amor y eso se lo enseña también a sus hijos. Lo mejor que nos puede suceder es tener un gran proceso de construcción y auto-construcción de la Gran Misión Vivienda Venezuela”, agregó.

Síguenos por @800noticias