Presidente de Ucrania propone a la UE y a EEUU prohibir entrada de barcos rusos a puertos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, propuso hoy que la Unión Europea (UE) y EEUU que prohíban la entrada en sus puertos de barcos rusos por el supuesto bloqueo a la navegación que impuso ese país en el estrecho de Kerch y el mar de Azov.

“Rusia bloquea el paso por el estrecho de Kerch. Debe prohibirse a los buques rusos la entrada a los puertos de Europa y Estados Unidos”, señaló el mandatario en un mensaje de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Uno de los argumentos empleados por Poroshenko para proponer este tipo de medida a sus socios comunitarios y estadounidense es que las navieras rusas que operan en el estrecho de Kerch se encuentran “en la lista de sanciones” de la UE y de EEUU.

El vicedirector primero del Departamento de la Guardia Costera del Servicio Fronterizo del Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB), Alexéi Volski, negó el sábado que Rusia esté bloqueando la navegación por el estrecho de Kerch.

Indicó que entre abril y diciembre han pasado 18.783 naves por el estrecho y se inspeccionaron 2.052 barcos antes del cruce.

De ese total, 1.183 estaban camino a puertos rusos y 869 iban hacia ucranianos, lo que quiere decir, recalcó, que se inspeccionaron más barcos rusos que ucranianos.

El presidente ucraniano hizo esta propuesta en el marco de la crisis entre ambos países, ahondada desde el incidente naval el pasado 25 de noviembre, cuando Rusia apresó tres barcos de la Armada ucraniana y 24 marineros.

Ese día un gran buque comercial ruso bloqueó el paso a los barcos ucranianos hacia el estrecho de Kerch.

Los guardacostas rusos embistieron a uno de ellos y dispararon contra las naves para impedirles el paso, según la versión de Rusia porque no habían informado con 48 y 24 horas respectivamente de su paso por el estrecho y porque navegaban directamente hacia el puente de Crimea, aguas que considera suyas.

El puente une la península anexionada en 2014 con la Rusia continental.

Kiev, que considera la respuesta rusa una agresión, mantiene que informó con la debida antelación del cruce y que los guardacostas rusos dispararon contra los marineros cuando hacía varias horas que habían abandonado la zona del estrecho de Kerch y navegaban con destino a su puerto de origen, Odesa, en el mar Negro.

Además afirma que tiene derecho de navegar libremente por la zona, dado que el mar interior de Azov es compartido por ambos países en virtud de un acuerdo bilateral firmado en 2003, que garantiza la libertad de navegación de las embarcaciones por el estrecho de Kerch, que lo comunica con el mar Negro.

Los 24 marineros apresados son considerados presos políticos por Ucrania, algo que Rusia niega alegando que los dos países no se encuentran en un conflicto militar ni en estado de guerra.

También asegura que se les han garantizado sus derechos como acceso consular, atención médica, un servicio de traducción al ucraniano y una llamada telefónica, según dijo el sábado el jefe del Departamento de Investigación del FSB, Mijaíl Shishov.

Poroshenko pidió hoy ayuda al responsable de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania del Patriarcado de Moscú para que medie en la liberación de los marineros.

“Le pedí que contacte inmediatamente a Moscú para implicar a la iglesia en las medidas necesarias para lograr el regreso” de los tripulantes, señaló, según la agencia ucraniana Unian.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias