Presidente catalán no descarta elecciones si no hay acuerdo para nuevo gobierno | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Barcelona, España | AFP |  El presidente regional de Cataluña, Artur Mas, reconoció este miércoles que las negociaciones para formar un gobierno regional independentista tras las elecciones de septiembre “son de alta complejidad” e incluso no descartó unas nuevas elecciones si no hay acuerdo.

“Estas negociaciones son de alta complejidad y requieren tiempo y paciencia por parte de todos”, dijo Mas en una rueda de prensa en Barcelona tras firmar el decreto para constituir el nuevo parlamento regional el 26 de octubre.

Las elecciones del 27 de septiembre, presentadas por Mas como un plebiscito sobre la secesión de esta región nororiental de España, supusieron una victoria de su transversal coalición Junts pel Sí, que obtuvo 62 diputados.

Aun así, esta formación necesita el apoyo de la otra lista independentista, la CUP (izquierda anticapitalista), con 10 diputados, para iniciar un proceso para separarse de España como máximo en 2017.

Las negociaciones entre ambas formaciones ya están en marcha pero “no están resueltas”, “las posiciones en algunos sentidos son muy diferenciadas”, dijo Mas.

La CUP le reclama dar pasos irreversibles hacia la secesión antes de formar gobierno que, en su opinión, no debería estar liderado por Mas, criticado por sus política de austeridad y la mancha de corrupción de su partido.

La primera votación para escoger presidente debe producirse como máximo el 9 de noviembre. A partir de entonces, dispondrán de dos meses para llegar a un acuerdo antes de verse obligados por ley a convocar nuevas elecciones, un escenario que Mas no descartó.

“Nosotros intentaremos evitarlo a toda costa. No es el escenario deseado pero no es del 100% imposible”, afirmó.

Las negociaciones podrían solaparse con las elecciones legislativas del 20 de diciembre, donde los sondeos pronostican la pérdida de la mayoría absoluta del Partido Popular del jefe de gobierno Mariano Rajoy y el ascenso de partidos emergentes como el centrista Ciudadanos y el anticapitalista Podemos.

“El deseo no es llegar al 20 de diciembre y ver qué pasa con las elecciones españolas”, dijo Mas, asegurando que ningún partido español les “da garantías” para resolver la cuestión catalana.

Hasta ahora, el gobierno de Rajoy insistió repetidamente en que hará respetar la ley y no permitirá la secesión de esta región nororiental de 7,5 millones de habitantes y con una quinta parte de la riqueza española.

Síguenos por @800noticias