Portugués Antonio Guterres encabeza primera votación para secretaría de la ONU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El portugués Antonio Guterres es el principal favorito para convertirse en el próximo secretario general de la ONU, según los resultados de la primera votación confidencial llevada a cabo hoy por el Consejo de Seguridad.

El que fuera primer ministro de Portugal y alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados salió más reforzado que nadie de este primer “sondeo”, en el que los quince miembros del Consejo expresaron sus opiniones sobre los doce aspirantes a suceder a Ban Ki-moon.

Según dijeron a Efe varias fuentes diplomáticas, Guterres recibió doce respaldos y fue el único candidato que no tuvo ningún voto en contra.

El resultado, en todo caso, supone únicamente una primera indicación y está lejos de garantizar quién será el elegido al final de un proceso que, como pronto, se espera que termine en octubre.

El Consejo de Seguridad llevará a cabo en los próximos meses nuevas rondas de votación para tratar de encontrar un candidato de consenso que luego propondrá a la Asamblea General para su ratificación.

Un diplomático describió a Efe la consulta de hoy como un “tanteo” y consideró probable que varios países cambien su postura en próximas votaciones.

Hoy, en medio de un fuerte secretismo, los embajadores de los quince miembros del Consejo de Seguridad debían señalar si animaban o desanimaban a cada uno de los doce candidatos a seguir adelante o si no tenían opinión sobre ellos.

Tras Guterres, el mejor parado fue el expresidente esloveno Danilo Turk, que tuvo once apoyos; y al que siguieron otros candidatos de la Europa del Este como la búlgara Irina Bokova, el serbio Vuk Jeremic y el macedonio Srgjan Kerim.

Mientras, las dos aspirantes latinoamericanas, la costarricense Christiana Figueres y la canciller argentina, Susana Malcorra, no tuvieron resultados muy positivos.

Figueres obtuvo cinco votos a favor, cinco en contra y cinco países que no se pronunciaron sobre ella, situándose en el grupo de cola, mientras que Malcorra tuvo un resultado algo mejor (7 a favor, 4 en contra y 4 sin definir), pero lejos de la cabeza.

Poco a poco, se espera que los candidatos con menos apoyo vayan retirándose, aunque aún podrían sumarse nuevos aspirantes, entre los que suena con fuerza el exprimer ministro australiano Kevin Rudd.

Por ahora, según fuentes diplomáticas, Guterres fue el candidato que más gustó a la mayoría de países durante las entrevistas que todos ellos mantuvieron con los Estados miembros.

Algunos, sin embargo, reconocieron hoy su sorpresa por el hecho de que el portugués no tuviese ningún voto negativo.

A priori, la candidatura de Guterres contaba con dos obstáculos importantes: por un lado, decenas de Estados miembros piden que el cargo vaya por primera vez a una mujer, mientras que muchos otros hacen hincapié en que, por respeto a la rotación geográfica, el próximo secretario general debe venir de Europa del Este.

Según las fuentes consultadas, el género no tuvo un papel relevante en este primer sondeo, pero sí se hizo notar el criterio geográfico.

Grupos como el Movimiento de Países No Alineados, por ejemplo, se han comprometido a favorecer una candidatura de Europa del Este a no ser que un aspirante de otra región se destaque muy por encima del resto.

De cualquier forma, el proceso de selección dentro del Consejo se puede prolongar por varias semanas, y en ocasiones anteriores ha habido decenas de votaciones confidenciales sobre el tema.

El ministro portugués de Exteriores, Augusto Santo Silva, calificó el resultado de hoy de “extremadamente positivo” para Guterres y consideró que confirma que está “particularmente preparado” para el puesto.

Santos Silva, de visita en Washington, dijo que el respaldo obtenido supone un “claro incentivo” para la candidatura y destacó la importancia que para ella ha tenido el carácter público con el que hasta ahora se había desarrollado el proceso.

La selección del sustituto de Ban se ha caracterizado hasta ahora por una transparencia nunca vista en la ONU, con todos los candidatos sometiéndose a audiencias públicas con los Estados miembros e incluso defendiendo sus posturas en debates televisados.

Aunque la decisión final será de la Asamblea General, donde están representados todos los países, la recomendación debe salir del Consejo, donde cinco potencias (EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido) cuentan con poder de veto de la resolución que surja y, por tanto, tienen mucho que decir en la elección.

El presidente de la Asamblea, el danés Mogens Lykketoft, que ha liderado los esfuerzos de transparencia, criticó hoy que el Consejo haya decidido no hacer públicos los resultados de sus sondeos y consideró que esa política no cumple con las “expectativas” creadas. EFE

Síguenos por @800noticias