¿Por qué es peligroso estar cerca de un microondas en funcionamiento? | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

800 Noticias

Los peligros del microondas ¿mito o realidad?

La ciencia popular tiene gran peso en nuestra vida, y tan sólo hace falta ver que una persona haga algo para, por si acaso, imitarlo. Contínuamente podemos ver gente que pone el microondas y se aleja hasta que termina su funcionamiento. ¿Lo está haciendo bien? Vamos a verlo en la vida cotidiana desde el punto de vista científico.

Un microondas es básicamente un aparato que libera un tipo de ondas electromagnéticas del orden de 300 MHz a 300 GHz. Para haceros una idea, la radio funciona con ondas de 300 kHz a 3 MHz, para aquellas de medio alcance, y un móvil con ondas de 300 MHz a 3 GHz. Por lo tanto, las del microondas son bastante más potentes que las de una radio (aunque no se alejan mucho de las de la telefonía móvil). ¿Entonces estamos en peligro? Bueno, sí, si cocináramos la comida con un microondas abierto. 

¿Nos tenemos que alejar del microondas cuando está en funcionamiento?

Acrecentar este mito es muy fácil. Simplemente es un cóctel de ondas electromagnéticas, con chispas por elementos metálicos, y el hecho de que un alimento se caliente de forma muy rápida convierten el microondas en una herramienta indispensable pero “peligrosa” a manos de la sabiduría popular, cuando es todo lo contrario.

La manera en que nos alejamos del microondas mínimo un par de metros cuando lo conectamos viene por la idea de que estando cerca estamos recibiendo dichas ondas electromagnéticas que, a corto, medio o largo plazo nos podrán producir cáncer, pero no es así. Como hemos dicho, una radiación no ionizante como esta lo único que podrá es calentar, y como mucho, podrá quemarnos de forma indirecta al tocar el alimento que esté dentro, pero en ningún caso  tiene suficiente potencia como para modificar nuestro ADN, como si lo podría hacer, y lo hemos dicho, la radiación ionizante.

El microondas es una caja que en su mayoría está recubierto por metal, por lo que las ondas rebotan y rebotan hasta que penetran en el alimento, salvo un trozo, que no es metálico, por donde salen las ondas generadas por el magnetrón, que convierte la energía eléctrica en energía electromagnética.

El microondas y los marcapasos

Todo cambia cuando llevas un marcapasos. Según la agencia española de medicamentos y productos sanitarios, los electrodomésticos pueden producir interferencias eléctricas (no electromagnéticas, ojo), por lo que mientras el electrodoméstico funcione bien no habrá ningún problema. Y en el caso de que ocurriese, sería el mismo problema que te podría suceder con un frigorífico, una aspiradora o la vitrocerámica.

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias