Por escándalo de corrupción Presidenta surcoreana cesa a sus colaboradores | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, ordenó este sábado el cese de todo su equipo asistentes personales debido al escándalo de corrupción y tráfico de influencias que salpica a su figura, y que ha causado una ola de indignación en el país asiático.

Park ha solicitado que renuncien a su cargo a la decena de secretarios de alto nivel que componía su grupo de colaboradores más estrechos en la Oficina de Presidencia, según anunció hoy su portavoz, Jung Youn-kuk, quien añadió que la presidenta nombrará a un nuevo equipo en breve.

La decisión se interpreta como intento de aplacar las críticas crecientes de los medios y la sociedad surcoreanos por el escándalo de la llamada “presidenta en la sombra”, una amiga íntima de Park que habría utilizado esta conexión para lucrarse y para influir en decisiones gubernamentales.

Choi Soon-sil, conocida de la presidenta desde hace cuatro décadas y exmujer de su antiguo asesor, habría tenido acceso a documentos oficiales, revisado discursos presidenciales y empleado sus contactos de alto nivel para recibir fondos destinados a organismos públicos y privados, según desvelaron algunos medios.

La fiscalía surcoreana anunció el pasado jueves la formación de un grupo especial para investigar el caso y hoy ha realizado redadas en las oficinas de colaboradores de Park en la Casa Azul, la residencia oficial en Seúl de la presidenta surcoreana, donde se ha incautado de documentos y ordenadores.

Se trata de la primera vez que la fiscalía estatal investiga y confisca documentos dentro de la Casa Azul en el marco de una investigación relacionada con un presidente en funciones, destacó el portavoz del órgano judicial.

Varios de los principales medios surcoreanos como el Korea Herald, el Hankook o el JoongAng critican hoy con dureza a la presidenta, en editoriales que la tachan de “marioneta” al servicio de Choi y la instan a aclarar el caso y a asumir responsabilidades por “haber perdido la integridad moral”.

Los medios también señalan a la fiscalía surcoreana por su tardanza y tibieza la hora de investigar el escándalo, y cuestionan la protección legal que ofrece la Constitución surcoreana al cargo de presidente, que impide que Park sea objeto de acciones penales salvo en caso de conspiración o traición estatal.

Asimismo, varias plataformas ciudadanas han convocado hoy una manifestación en Seúl para expresar el descontento por el caso y reclamar la dimisión de Park, en la que se espera que participen miles de personas, lo que elevaría la presión popular en contra de la presidenta. EFE

Síguenos por @800noticias