Por dos balazos muere hombre en Chacao | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Víctor Caldera, de 29 años, recibió dos disparos el pasado martes, cuando circulaba a bordo de su moto por la urbanización La Castellana, en el municipio Chacao. Falleció el día sábado, en horas de la tarde.

Caldera llevaba varios años como mototaxista particular; ese día salió a llevar a un cliente para Chacao, a las 9:30 de la noche. Según la versión familiar, unos poliChacao le dieron la voz de alto, “como no se detuvo de inmediato, le dispararon; un proyectil lo hirió en la espalda y se alojó en el estómago, otro lo hirió en una pierna. En el hecho resultó herido el cliente. A Caldera lo llevaron para el hos- pital de El Llanito y al otro al Pérez Carreño, ¿por qué no los llevaron a Salud Chacao?”, señaló un familiar de Caldera.

El hoy occiso, permaneció recluido en el centro hospitalario durante cuatro días; le realizaron una operación quirúrgica para extraerle el proyectil del estómago, en todo ese tiempo nunca fue visto por su familia.

“Siempre dijeron que se encontraba en un área restringida y que no podía recibir visitas, tramitamos un permiso a través del Ministerio Público para que por lo menos lo pudiera ver su madre y no lo conseguimos. En el hospital nos pidieron dos bolsas de sangre porque debían hacerle otra operación porque los órganos estaban lastimados. Le preguntamos al doctor si ya le habían hecho la transfusión y nos dijo que sí, pero ya sabíamos que la sangre seguía en el banco de sangre y refutamos al médico. Fue cuando nos dijo que ya estaba muerto; en realidad lo dejaron morir”, lamentó un familiar de Caldera, mientras tramitaban la entrega del cuerpo en la morgue de Bello Monte.

Familiares aseguraron que nunca recibieron buen trato por parte del personal médico y administrativo de El Llanito. “Si nosotros no insistimos en todo momento para verlo o no hubiésemos estado pendientes sin movernos del hospital, nos enteramos de su muerte la semana que viene. Haremos el mismo seguimiento al caso, no vamos a dejar impune esta muerte”.

El padre del fallecido se acercó hasta la sede de PoliChacao para buscar la cédula de su hijo, la cual le fue retenida en el procedimiento. “Allí le dijeron que ese expediente lo tenía el MP y no le dieron ninguna información”, señaló.

Caldera residía en San Bernardino, era el menor de tres hermanos, y deja dos hijos.

 

Fuente: Diario 2001

Síguenos por @800noticias