Políticos españoles rechazan condena contra Leopoldo López | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP La clase política española mostró este viernes su rechazo a la condena a casi catorce años de cárcel al opositor venezolano Leopoldo López, encabezados por el jefe del gobierno, Mariano Rajoy, que mostró su preocupación.

“Preocupado por Leopoldo López, cuya libertad exige Naciones Unidas“, afirmó Rajoy en un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que también expresó su “apoyo a Lilian Tintori“, esposa del opositor condenado.

“Venezuela es un gran país que merece gran democracia”, concluye el mensaje en la red social del jefe del ejecutivo conservador español.

“Nosotros consideramos que una democracia no sólo es ir a la urnas, sino la garantía del cumplimiento de la ley y la garantía del respeto a los derechos fundamentales, especialmente a través de los tribunales”, insistió poco después la vicepresidenta del gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al semanal consejo de ministros.

“Nosotros pedimos ese respeto a los derechos procesales y a la libertad de todos”, añadió.

La justicia venezolana condenó el jueves a 13 años, nueve meses y siete días de cárcel a Leopoldo López, de 44 años, acusado de incitar a la violencia durante las protestas antigubernamentales de 2014, que se saldaron con 43 muertos y cientos de heridos entre enero y mayo de 2014.

“Nos preocupa la inestabilidad política y también social que sufren los venezolanos”, agregó Saénz de Santamaría, que recordó que “Venezuela afronta unas elecciones legislativas el próximo 6 de diciembre que son claves”.

“Esas elecciones tienen que ser libres, justas, inclusivas y transparentes, por eso pedimos que todos los actores, todo el mundo en derecho de su libertad pueda participar, elegir y ser elegido”, concluyó.

Anteriormente, Felipe González, exjefe de gobierno socialista y abogado había considerado en una declaración que con la condena a López “se consuma el proceso de destrucción de libertades democráticas emprendido por el Régimen” del presidente venezolano Nicolás Maduro.

González había viajado en junio a Venezuela con la intención de asistir como “asesor técnico exterior” en la defensa de López y del también opositor encarcelado Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, acusados de incitar a la violencia y conspirar contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El chavismo, muy sensible a cualquier vínculo de gobiernos o políticos extranjeros con la oposición, consideró esta visita como un acto injerencista y montó una campaña mediática para repudiarla. González partió de Caracas tres días más tarde al no recibir autorización para visitar a López en la cárcel.

También el expresidente de gobierno conservador José María Aznar aseguró en un comunicado que “el juicio contra López ha sido una parodia”. La sentencia “aunque no nos sorprenda, debe indignarnos como  atentado al Estado de Derecho y a la libertad”, añadió.

“No hacía falta esta decisión arbitraria para poner de manifiesto, una vez más, la naturaleza autocrática del gobierno venezolano”, insistió Aznar, pidiendo también observadores internacionales para las elecciones legislativas de diciembre.

“Todo mi apoyo a Leopoldo López, su mujer Lilian y toda su familia. Libertad! Libertad! Libertad!”, escribió, por su parte, en su cuenta de Twitter, el secretario general del Partido Socialista, principal de la oposición, Pedro Sánchez.

De forma más matizada, Pablo Iglesias, el líder de la formación de izquierda radical Podemos, considerada cercana al régimen venezolano, afirmó que “la crispación en Venezuela ha tenido consecuencias espantosas, que tienen que ver con que se pueda encarcelar a alguien por hacer política o que se hayan podido alentar golpes de Estado”.

“Lo hemos dicho siempre. A nosotros no nos gusta, venga de quien venga, que se condene a alguien por hacer política. Nos parece que en política las diferencias se tienen que resolver a través de procesos electorales”, insistió, deseando que López pueda presentarse a las elecciones.

Síguenos por @800noticias