POLÉMICA | Trump no consultó con el alto mando del Ejército su veto a los transexuales | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Joseph Dunford, no fue consultado por el presidente Donald Trump sobre el veto a personas transgénero en las Fuerzas Armadas, medida que fue bloqueada en los tribunales, de acuerdo con unos correos internos divulgados hoy por la prensa local.

Según una serie de correos electrónicos a los que ha tenido acceso el portal Buzz Feed, Dunford informó a los altos mandos de la Marina, las Fuerzas Aéreas, el Ejército de Tierra, los marines y la Guardia Nacional de que la decisión de Trump le había resultado “inesperada” y que la Casa Blanca no le había consultado en ningún momento.

La comunicación de Dunford se produjo el pasado 27 de julio, menos de 24 horas después de que el presidente utilizara su cuenta personal de Twitter para anunciar una decisión que, según dijo entonces, había tomado tras “consultar” con generales y expertos militares.

“Cuando me pregunten, responderé que no fui consultado”, anunció Dunford en su correo.

Pocos días después del anuncio de Trump, ya en agosto, el Gobierno dio instrucciones al Departamento de Defensa para que implementará una normativa que impidiera el alistamiento de transexuales, así como para encontrar una salida para aquellas personas transgénero que ya formaran parte del Ejército.

Esta nueva política estaba llamada a poner fin a una decisión del presidente Barack Obama (2009-2017), quien en 2016 ordenó que las Fuerzas Armadas aceptaran la presencia de militares transexuales en sus filas, si bien no establecía un mecanismo para su posible alistamiento.

La medida de Trump generó diversas denuncias por parte de miembros de las Fuerzas Armadas y de movimientos sociales que consideraban esta normativa un claro caso de discriminación que atentaba directamente contra algunos principios constitucionales.

En octubre, la magistrada Colleen Kollar-Kotelly, del tribunal del Distrito de Columbia, se pronunció a favor de un grupo de soldados transexuales en activo que denunciaron la propuesta del jefe de Estado y vetó distintos puntos de dicha normativa, entre otros motivos, por considerar que se trataba de una medida “caprichosa y arbitraria”.

En un principio, la Casa Blanca recurrió el dictamen, pero el pasado 11 de diciembre la jueza se reafirmó en su veredicto al considerar que la Constitución está del lado de los demandantes.

En cualquier caso, la Casa Blanca no se ha dado por vencida y está previsto que el Gobierno presente una nueva normativa a lo largo de los próximos días.

En 2016 se calculó que el número de transexuales que servían en el Ejército de Estados Unidos oscilaba entre 1.300 y 6.600 dentro de un total de 1,3 millones de integrantes del cuerpo militar, de acuerdo con un estudio encargado por el Pentágono.

Síguenos por @800noticias