Pekín rechaza críticas de EEUU acerca de mar de China oriental | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Singapur, Singapur | AFP | China rechazó el domingo la exigencia de Estados Unidos de que cese las operaciones de acondicionamiento en el mar de China oriental e hizo valer su soberanía indiscutible sobre los islotes litigiosos.

En una conferencia en Singapur, que reúne a altos responsables militares, el almirante Sun Jianguo, jefe de Estado Mayor adjunto del Ejército Popular de Liberación (EPL), minimizó las tensiones en el mar de China oriental, una autopista marítima susceptible de contener importantes reservas de gas y petróleo.

Sun respondía a las declaraciones del secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, que estimó la víspera que China no cumple con las reglas y normas internacionales con sus obras de construcción de unas islas semiartificiales en el archipiélago de Spratly.

“La situación en el mar de China oriental es en conjunto serena y estable, la libertad de navegación nunca tuvo trabas”, replicó el almirante Sun.

“China ha hecho obras en algunas islas y arrecifes del mar de China oriental”, añadió, para “mejorar el funcionamiento de esas islas y arrecifes y las condiciones de vida y trabajo del personal destacado en ellas”.

Las Spratly, archipiélago con más de cien islas, arrecifes y atolones a medio camino entre Vitnam y Filipinas, es una de las zonas más disputadas debido a su importancia militar estratégica.

Los chinos realizan allí enormes operaciones de terraplenado para transformar arrecifes coralinos en puertos e infraestructuras diversas.

El almirante Sun reiteró la posición de las autoridades comunistas y afirmó que la soberanía de Pekín sobre esas zonas es “indiscutible” y se sustenta en “argumentos históricos y jurídicos”.

Estas obras permiten que China “cumpla mejor con sus responsabilidades y obligaciones en matería de rescate en el mar, prevención de catástrofes y ayuda humanitaria, investigación científica marítima, observación meteorológica, protección del Medio Ambiente, seguridad de la navegación, pesca y servicios”, detalló el almirante.

En el transcurso de este mismo diálogo anual de Shangri-La, Estados Unidos aseguró el sábado que seguirá mandando buques y aviones militares a las zonas disputadas, sobre todo por su aliado filipino.

Ashton Carter abogó por “un cese inmediato y duradero de las obras de terraplenado por todos aquellos que reivindican” la soberanía del archipiélago.

Carter reconoció que otros países han desarrollado puestos avanzados en la zona, a escalas diversas, entre ellos Vietnam, que tiene 48, Filipinas (8), Malasia (5) y Taiwán (1).

“Un país ha ido mucho más lejos y mucho más deprisa que cualquier otro. Se trata de China”, afirmó.

Síguenos por @800noticias