PEDOFILIA | Párroco de Ecuador fue acusado de abuso sexual a dos hermanas de 10 y 14 años | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El sacerdote de una de las iglesias más emblemáticas de la capital de Ecuador fue acusado el pasado domingo de un presunto delito de abuso sexual a dos hermanas de 10 y 14 años, informó este lunes la Fiscalía.

El Ministerio público de la provincia de Pichincha, de la que Quito es la capital, formuló cargos contra Néstor Genaro B., el párroco de la iglesia de Guápulo, al noroeste de la ciudad, por haber, presuntamente, realizado tocamientos íntimos a las dos menores, señaló la institución en un comunicado.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado en el barrio La Tolita, del sector de Guápulo, “cuando decenas de personas lanzaron insultos contra el sacerdote porque se habían enterado que durante las clases de catecismo el clérigo de la parroquia había abusado sexualmente” de la niña de diez años.

Días antes, había hecho lo propio con su hermana mayor, de 14 años, según la Fiscalía provincial.

La jueza Geovanna Palacios dictó prisión preventiva en contra del acusado en la audiencia previa llevada a cabo este domingo en la Unidad de Flagrancia de Pichincha con el objetivo de “garantizar su comparecencia dentro del juicio”.

Ahora, comienza la instrucción fiscal, que se extenderá los próximos 30 días y que estará a cargo de la Fiscalía Especializada en Violencia de Género número 4.

“Entre los elementos de convicción que la Fiscalía presentó constan: el parte policial de aprehensión, la denuncia presentada por la madre de las víctimas, un informe psicológico de ambas niñas, entre otros”, reza el boletín de prensa.

La madre de las menores corroboró el testimonio de sus hijas ante los agentes policiales, por lo que estos procedieron a arrestar al sacerdote y lo trasladaron a la Unidad de Flagrancia, donde se le formularon los cargos por haber cometido un supuesto delito de abuso sexual, tipificado en el artículo 170 numeral dos del Código Orgánico Integral Penal (COIP) de Ecuador.

La sanción por esa infracción va de los cinco a los siete años de privación de libertad.

El mes pasado, varios casos de violencia machista sacudieron Ecuador y movilizaron a miles de personas que pidieron acabar con la violencia hacia las mujeres por el simple hecho de serlo y con el sistema patriarcal.

Una violación en manada a una mujer de 35 años en un bar al norte de Quito y el femicidio de una mujer embarazada en plena calle a manos de su ex pareja, de origen venezolano, conmocionaron al país y pusieron en evidencia el fenómeno de la violencia de género.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias