Parásito que ataca el cerebro humano desata la alarma en Florida | 800Noticias
800Noticias
Salud

El Mundo

El gusano pulmonar de la rata es un parásito cuyo ciclo de vida se desarrolla entre este animal y los caracoles que ingieren sus heces, normalmente en climas subtropicales. A veces, el parásito se abre camino hasta el cuerpo humano, en el que causa un tipo de meningitis con dolores insoportables, vómitos, parálisis en partes del cuerpo y, a veces, coma y muerte. En el estado de Florida se ha desatado la alarma después de que un grupo de investigadores de la Universidad de Florida y de su Museo de Historia Natural hayan descubierto una presencia preocupante del parásito en cinco condados del estado.

El parásito —cuyo nombre científico es ‘Angiostrongylus cantonensis’— no es un gusano, pero adquiere ese nombre común por su forma alargada. «El parásito está en Florida y es algo que hay que tomarse con seriedad», aseguró a «Science Daily» Heather Stockdale Walden, la directora del estudio, que descubrió que el agente está presente en el 23% de las ratas, el 16% de las heces de rata y en el 2% de los caracoles que se tomaron como muestra en dieciocho condados.

La invasión de este parásito, que hasta ahora tenía una presencia mínima en Florida, todavía no ha provocado ningún caso de infección en humanos, algo que sí ha ocurrido en otro territorio de EE.UU., Hawaii, donde los casos se han disparado en los últimos años. En las islas estadounidenses del Pacífico, la presencia del parásito está documentada desde hace medio siglo.

Las infecciones en humanos, sin embargo se han aceleradorecientemente: se registró un caso en 2014, nueve en 2015, 22 en 2016 y hasta el mes pasado se habían contabilizado 17 nuevos casos (en todo el mundo, se han documentado un total de 2.800 casos, aunque el número de los no diagnosticado se cree mucho mayor). La incidencia en Hawaii puede tener que ver con un mejor diagnóstico de la causa de la meningitis, pero también con la invasión de una nueva especie de caracol más pequeño en el que el parásito se asienta más.

Es probable que el parásito haya viajado en caracoles desde Hawaii u otros puntos del mundo —tiene incidencia en el Sudeste de Asia y otras islas del Pacífico— en barcos mercantes hasta Florida y otros puntos del Sur de EE.UU. donde las condiciones del clima les permiten sobrevivir. «La realidad es que probable que esté en más condados y que tenga más presencia de lo que creemos en otras zonas del Sureste de EE.UU.», dijo Stockdale Walden.

«Su capacidad para desarrollarse en climas templados es alarmante», añadió la científica, cuyo estudio destaca que el cambio climático podría contribuir a una expansión todavía mayor del parásito. Además de caracoles, el parásito puede viajar en ranas y crustáceos. En el estudio de Florida, los investigadores registraron la presencia del gusano pulmonar tanto en especies nativas de caracoles, como en no nativas. Su recomendación es lavar bien productos frescos que pueden albergar los caracoles —como lechuga, una de las fuentes de infección en los casos de Hawaii— y tener cuidado a la hora de ingerir caracoles, ranas o crustáceos poco cocinados.

Síguenos por @800noticias