Para Capriles el Gobierno sigue desconectado de la realidad del país | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Caracas

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, afirmó este jueves que desde hace tiempo el gobierno no le garantiza al pueblo derechos básicos como el acceso a la salud, la educación y a una alimentación de calidad.

Dijo que producto de un modelo que no funciona, la fuerza productiva del país pasa horas en colas para poder comprar comida. “El derecho a la alimentación está pisoteado en Venezuela. ¿De cuál soberanía habla el gobierno cuando la escasez de alimentos es cada día peor? Los que hacen patria están ahora en una cola infinita para comprar comida y poderla llevar a sus hogares. Así no avanza un país, esto no es lo que merecemos vivir ni a lo que nos debemos acostumbrar los venezolanos”.

Resaltó durante la inspección de obras ejecutadas por el Gobierno de Miranda en la parroquia Capaya, en el municipio Acevedo, que el gobierno sigue desconectado de la realidad que se vive en la calle y que en las “muy seguidas” cadenas de radio y televisión no se ofrecen alternativas a los principales problemas del país.

“Todas las soluciones que pretenden aportar son improvisadas. Por ejemplo, cierran la frontera de un día para otro, pero siguen sin erradicar el contrabando. Esa no es la política para resolver los problemas del país. Este gobierno todos los días quiere crear matrices de opinión para distraer a los venezolanos de sus verdaderos problemas. Pero el pueblo está claro de que estamos viviendo la peor crisis de la historia de nuestro país”.

Capriles también precisó que frente a la escasez y la inflación de los precios de los útiles escolares, muchos padres tienen que hacer milagros para adquirir lo necesario para el regreso a clase.

“Propusimos la creación de un fondo de 250 millones de dólares para útiles escolares y no se ha tomado en cuenta. Una resma de papel tamaño carta que hace menos de un año costaba 500 bolívares, ahora se consigue en 2 mil 800 bolívares, un libro de lectura y escritura pasó de 500 a mil 135, un compás a 2 mil 176 bolívares ¿quién va a comprar un compás a ese precio? Y a esto súmele la vestimenta escolar. Tenemos las reservas de petróleo más importantes del mundo y nuestros muchachos no tienen para comprarse unas tijeras para poder hacer para sus tareas. De esto no habla el gobierno. Esos temas no los tocan, pero forman parte de  la realidad que estamos viviendo”.

Nota de Prensa

Síguenos por @800noticias