Oxigenar la economía pasa por asegurar a $ 65 el barril de petróleo | 800Noticias
800Noticias
Economía

Con información de La Verdad

Aunque las estimaciones para el 2017 de la economía, desde los indicadores macroeconómicos, parecen asomar una caída menos drásticas, de cinco por ciento con respeto a 11,3 por ciento de 2016, la balanza dependerá del escenario político y el comportamiento del precio del barril de petróleo.

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanálitica, explica en rueda de prensa patrocinada por la Cámara de Comercio de Maracaibo, que la recuperación económica pasa por un cambio político, decisión revestida de incertidumbre y que deja a la cotización petrolera el salvavidas para reflotar las actividades productivas, las cuales tienen 12 trimestres de contracción, acumulan 25 por ciento de caídas, además de un cierre de año con inflación de 511 por ciento y capacidad ociosa en las empresas.

La proyección del barril a 35 dólares en promedio supone 10 puntos por debajo de lo que pudiera ser la previsión de 45 dólares a 2017. Estimación en alza -ahora- enlazada si la gestión de Donald Trump, presidente electo de EEUU, “no sea tan agresiva” en el uso de las energías limpias, como la política de Barack Obama. Y si el acercamiento con Rusia genera un repunte en los precios, ayudado con el empuje de la demanda de China e India, movilizaría las finanzas en divisas en Venezuela.

Pero la recuperación en precios de la cesta petrolera no permitiría tener la suficiente capacidad para cubrir las necesidades de la economía. Según el economista, el Ejecutivo necesitaría desahogarse con un barril a 65 dólares. “Una brecha de 20 dólares que de alguna manera no se corresponde o no va obtener y que no va a permitir que el Gobierno pueda resolver todos sus problemas”.

Retorno de capitales

Oliveros es optimista con la posibilidad de recuperación del sector productivo. Estima que en el extranjero hay cerca de 300 mil millones de dólares. Con la repatriación de apenas cinco por ciento del monto se aliviaría e inyectarían divisas para reactivar el aparato productivo, golpeado por el “control de precios” de bienes y servicios y el “control cambiario”. El efecto se sentiría a lo inmediato en la perspectiva macro, pero a lo micro las familias percibirán el continuo efecto de la inflación.

Aboga por una política fiscal y monetaria, un cambio de dirección de la política económica. Considera acertada y tardía la decisión del BCV de emitir nuevos billetes del cono monetario, resaltando que la institución necesita “independencia”.

A las empresas

Ante la improvisación de los ajustes de salarios -cuatro en lo que va de año- decretados por el Ejecutivo, alienta a los empresarios a afinar una política de preservar el capital humano, hacer bonificaciones mensuales o trimestrales para que el impacto de la inflación no sea estremecedor. Serían “leves incrementos”.

No descarta mirar la posibilidad de flexibilización de horarios. Insta al sector privado abrir la mente con medidas innovadores para proteger el salario de los trabajadores y recuperar el potencial productivo de las industrias.

Síguenos por @800noticias