Organizaciones indígenas del Amazonas se movilizan contra la minería ilegal | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

N/P

Voceros de la Organización de Pueblos Indígenas del Amazonas (ORPIA) y de la Coordinadora de organizaciones Indígenas de la Amazonía (COIAM) visitaron la ciudad de Caracas para entregar una solicitud formal de audiencia al Presidente de la República Nicolás Maduro Moros, para proponerle una serie de medidas protectoras del territorio amazónico contra la cada vez mas intensa actividad minera ilegal. Gregorio Mirabal, Coordinador de ORPIA, se mostró preocupado por el auge de esta actividad que, nos dice, lesiona toda la vida humana y social y condena definitivamente el ecosistema de nuestros territorios.

Un intento más de dialogar con el Gobierno Nacional y el Presidente

Hemos pedido esta audiencia con el Presidente de la República y hemos tenido intercambios sin resultado con sus ministros desde hace algunos años, y hemos canalizado las denuncias en las instancias respectivas sin respuesta o seguimiento, y no queremos que suene a amenazante, porque queremos dialogar y coordinar con el Gobierno, pero sino hay respuesta no podemos hacer otra cosa que acudir a las instancias internacionales para hacer valer nuestros derechos consagrados en la Constitución, las leyes y el Convenio 169 de la OIT suscrito por el Estado venezolano. Señala el dirigente de origen Curripaco, uno de los pueblos de la multiculturalidad venezolana.

La escala de las organizaciones ilegales que extraen oro en Atabapo y otras localidades de nuestros territorios es de tal magnitud que no vamos a poder protegernos sin la ayuda del Gobierno Nacional, El dirigente indígena Benjamín Pérez, con quien estuvimos en Caracas hace unas semanas, fue amenazado de muerte por oponerse a la minería ilegal en el Río Parusito. Para que esta protección y sea efectiva, solicitamos que se coordine una acción interinstitucional con la participación de nuestras organizaciones propias.

Las organizaciones de mujeres se pronuncian

Amelia Conde coordinadora de la organización de mujeres de ORPIA, nos dice que las mujeres ya no pueden hacer sus actividades culturales y ancestrales, tales cómo la pesca o la recolección entre otras porque temen encontrarse con extraños vinculados a la actividad minera o de grupos armados que los protegen. Temen por el reclutamiento forzado de sus hijos para estas actividades. de Caño Grulla se llevaron un muchacho y hay miedo de represalias para denunciar contra los reclutados y contra la comunidad víctima. Otros casos son de incorporación voluntaria por necesidad a la minería, de muchachos y muchachas, cómo obreros y para la prostitución, lo que resulta desbastador para nuestra cultura. En las minas, hay de todo: drogas, prostitución y esclavización de nuestra gente.

Nosotras trabajamos para generar conciencia y queremos trabajar mas para poder resistir y vivir mejor.

Contaminación mercurial y muerte.

Los ríos son contaminados por mercurio, usado en las minas y han muerto manaties y otras especies que hemos cuidado y preservado por siglos, también se enferman nuestro niños y las espacies del río que son nuestro alimento. no hay estudios sanitarios, ya que no hay seguimiento, sólo nuestros testimonios.

Guillermo Arana nos dice que la actividad minera disuelve la estructura de las comunidades, hasta los maestros se van a trabajar y morir en las minas con la esperanza de mejorar sus vidas. Sin embargo no pedimos una medida de fuerza unilateral , sino poner nuestros conocimientos y nuestra organización en la solución de estos problemas. se consideran aliados de las instituciones que quieran trabajar para salvar la Amazonía.

La destrucción ambiental en zonas cómo Yapacana, en los ríos Orinoco, Atabapo, Guainía, Sipapo, en Guayapo, Alto Cuao, Ocamom, manapiare, Ventuari, Parucito, Majagua, Parú, Asita, Siapa entre otras, parece irreversible, hay contaminación de las aguas , sedimentación de los ríos, una terrible deforestación, alteración de los cauces de los ríos,, muerte de la fauna y de otras especies y enfermedades para nuestra gente. Es el inventario de Arana, mayor del pueblo Piaroa.

Nuevamente no fuimos consultados

Igual que se enteraron por los medios del decreto del llamado AMO, Arco Minero del Orinoco, se enteraron sin ser consultados de otro decreto que los protegerá de la actividad minera que viene, la del estado. Para ellos tomando en cuenta el papel verdadero de las autoridades en la región, este decreto no tiene sentido si igual que el primero se saltó el derecho a ser consultados de acuerdo a sus costumbres y modos de tomar decisiones.

Síguenos por @800noticias